17 de marzo de 2020 3:32 pm

Sacerdote hospitalizado por coronavirus manda este conmovedor mensaje de fe

Redacción ACI Prensa

P. Jon García Escobar
P. Jon García Escobar

El P. Jon García Escobar es sacerdote en Valdemoro, una localidad cercana a Madrid y uno de los principales focos de infección por coronavirus en España, que actualmente cuenta con 11.178 casos confirmados, casi dos mil más que hace un día y 500 fallecidos en todo el país.

Este sacerdote envió un audio a través de WhatsApp en donde se le escuchaba jadeante por la afección respiratoria que implica el coronavirus y en donde explicaba que se encuentra ingresado en el hospital junto a su madre, que está gravemente enferma y podría no sobrevivir. 

“Como mi madre duerme, puedo deciros que ella está muy malita: seguramente no salga, en las próximas horas, veremos a ver. Lo que Dios quiera”, precisa. 

En el mensaje el P. Jon anima a los sacerdotes “a no abandonar las parroquias, a no abandonar nuestros altares. Celebrad la Misa, los que tenéis la suerte de hacerlo, en el altar de la parroquia. Ahora sí que podemos decir: por el pueblo, por nuestro pueblo”. 

“Incluso empecé a pensar que he perdido la cabeza, pero cogeos la liturgia, y sentaos en el confesionario donde confesáis a rezar un rato y mandad absoluciones a tantos que se van a morir sin ella, pero quizá con actos de arrepentimiento. Que les llegue esa absolución de sus sacerdotes”, asegura.

El sacerdote, con esfuerzo en la voz, explica que “es una hora muy importante para nosotros, porque todo esto nos enseña que somos unos imbéciles, que nos encanta hacer, no sé, grandes eventos evangelizadores, tener muchas cosas en nuestras parroquias, sobre todo si va a llegar el obispo a visitarlas. Pero lo más grande que tenemos en nuestras parroquias es nuestro sacerdocio, ser sacerdotes. No hacer cosas, sino ser sacerdotes”.

Y ahora, afirma, “todos tenemos la oportunidad de hacerlo, incluso yo que estoy en la cama. Pero eso nadie me lo puede robar: el ofrecer la vida, y el ofrecer la vida sacerdotalmente, por nuestro pueblo”.

El P. Jon termina su mensaje enviando mucho ánimo y pide que no se interpreten sus palabras: “No juzgo a nadie ni corrijo a nadie ni quiero ser causa de ningún tipo de división. Solamente, con mucho cariño, os animo a vivir esta hora con un corazón muy alto, en lo alto de vuestros altares, en las parroquias, dejándoos estremecer al veros solos”. 

“Solo Jesucristo en tus manos, y tú y el Padre: y mientras tanto, todo ese torrente de redención que brota de vuestras manos para los fieles que os han sido confiados. Que nos son confiados. Un abrazo grandísimo”, explica.

Etiquetas: España, sacerdote, testimonio, coronavirus, sacerdote enfermo, Covid-19, pandemia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios