22 de diciembre de 2020 - 1:45 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 22 de diciembre de 2020 5:07 pm

Sacerdote es suspendido por golpear a obispo en Argentina

Redacción ACI Prensa

Mons. Eduardo María Taussig. Crédito: Semanario diocesano De Buena Fe / P. Camilo Dib. Crédito:  Canal 21 San Rafael.
Mons. Eduardo María Taussig. Crédito: Semanario diocesano De Buena Fe / P. Camilo Dib. Crédito: Canal 21 San Rafael.

El sacerdote Camilo Dib quedó inmediatamente suspendido y “tiene prohibido todo uso de su ministerio sacerdotal” tras atacar violentamente al Obispo de San Rafael (Argentina), Mons. Eduardo María Taussig.

En un comunicado publicado el 22 de diciembre, el Obispado de San Rafael señaló que la agresión se produjo el día anterior, en medio de una cita en la sede episcopal convocada por Mons. Taussig para que el sacerdote explique “su participación en los hechos ocurridos en Malargüe, el pasado día 21 de noviembre”.

“En un momento de la declaración, el P. Dib perdió el control y, de improviso, atacó con violencia al Sr. Obispo. De este primer ataque se siguió la rotura del asiento en que estaba sentado el Obispo”, indicó la diócesis argentina en su comunicado.

“Los presentes intentaron detener la furia del sacerdote que, a pesar de todo, una vez más intentó atacar al Obispo que, gracias a Dios, pudo ser cubierto por uno de los presentes, retirándose de la oficina en la que se encontraban”, añadió.

Indicó que “cuando todo parecía haberse serenado, el P. Camilo Dib volvió a enardecerse y, fuera de sí, trató de atacar una vez más al obispo que se había retirado al comedor del Obispado. Los presentes pudieron impedir que se le acercara y empeorara las cosas”.

“En ese momento también intervino el Párroco de Ntra. Sra. del Carmen de Malargüe, Pbro. Alejandro Casado, quien acompañó al atacante y saliendo fuera del Obispado lo llevó en su vehículo, retirándose ambos definitivamente”, indicó.

El 21 de noviembre de este año, Mons. Taussig visitó la localidad de Malargüe, que forma parte de la Diócesis de San Rafael, y celebró la Misa. La celebración de la Eucaristía fue repetidamente interrumpida por laicos y sacerdotes críticos con el cierre del Seminario de San Rafael ordenado por el Vaticano.

En medio de las críticas al Prelado, un desconocido dañó una de las ruedas de su automóvil.

Nacido en 1964 y sacerdote durante cerca de 25 años, el P. Camilo Dib procede de la provincia argentina de Tucumán.

De familia musulmana, la fe católica llegó a su hogar tras la conversión de una de sus hermanas mayores.

En declaraciones en 2014 al Canal 21 San Rafael, de la diócesis argentina, el P. Dib recordó que si bien se bautizó a los 11 años, alentado por su hermana, considera que se convirtió al catolicismo a los 19 años, y señaló que “terminando la secundaria, buscando mi profesión encontré mi vocación”.

“Me enamoré del ideal de vivir para Dios y con Dios, y veía que el único que se dedicaba exclusivamente a Dios era el sacerdote. Sin conocer a sacerdote me enamoré del ideal de ser sacerdote”, señaló.

A los 24 años entró al Seminario "Santa María Madre de Dios” de San Rafael y fue ordenado sacerdote en 1996.

Las tensiones en la diócesis argentina entre laicos, sacerdotes y Mons. Taussig se remontan a mediados de junio de este año, cuando el Prelado anunció que en la reapertura del culto público, suspendido por la pandemia de coronavirus COVID-19, solo se podría recibir la Comunión de pie y en la mano.

El conflicto también habría afectado al Seminario diocesano “Santa María Madre de Dios”, y el 27 de julio el Obispo de San Rafael anunció que, por disposición del Vaticano, el centro de formación de sacerdotes sería cerrado para fines de 2020 y los seminaristas serían reubicados en otras diócesis argentinas.

El cierre del seminario se concretó a finales de noviembre, y fieles laicos y sacerdotes que criticaron y se manifestaron contra esta disposición anunciaron que sus jornadas de oración y protestas continuarían durante el Adviento.

El Obispado de San Rafael explicó que la sanción contra el P. Dib se basa en que “el (Código de) Derecho Canónico, en su cánon 1370, parágrafo 2, declara que si un clérigo usa de violencia física contra el obispo, incurre automáticamente (latae sentetiae) en la censura de Suspensión”.

“Quedando suspendido automáticamente por el hecho realizado, el P. Camilo Dib, tiene prohibido todo uso de su ministerio sacerdotal”, señaló.

La diócesis argentina concluyó su comunicado señalando que “ante esta dolorosa situación invitamos a todos a recibir la gracia del Pesebre y ante el Niño Dios que nos mira, procurar un sincero espíritu de conversión que traiga a todos la paz del Señor”.

Etiquetas: Argentina, sacerdote, Iglesia en Argentina, Seminario, Seminaristas, San Rafael, agresión, Obispo agredido, Obispado de San Rafael

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Comentarios