Sacerdote cuenta cómo la persecución de terroristas de Boko Haram reforzó su vocación

Por Blanca Ruiz

Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

MADRID, 26 Oct. 17 / 06:10 pm (ACI).- Durante sus años de seminarista el P. Kevin, de Nigeria, presenció la masacre de sus vecinos a manos de terroristas de Boko Haram, esto le hizo tener dudas y miedos sobre su vocación, sin embargo con la colaboración de Ayuda a la Iglesia Necesitada salió adelante y ahora asegura que quiere ser “luz de Cristo y bálsamo para los demás”.

Nigeria es el país con más terrorismo de África y el tercero en el mundo. En los dos últimos años, 5 mil hombres han muerto por los atentados del grupo terrorista islámico Boko Haram y actualmente de los 19 estados en los que se divide el país, 12 están bajo la “Sharía”, es decir, la ley islámica por la que los cristianos son perseguidos.

El P. Kevin era seminarista en la Diócesis de Kaduna (Nigeria) en el año 2011. Cuando volvía a su casa después de unos días de ejercicios espirituales presenció la matanza de sus vecinos a manos de Boko Haram.

“Finalizaba mis ejercicios espirituales feliz y volvía a casa a compartir con mis padres, familiares y amigos mi experiencia en el seminario. Fue entonces cuando vivía esta trágica experiencia. Pero Dios nos ayudó”, recuerda.

“Mis hermanas y yo cruzábamos una zona conflictiva donde había pueblos enfrentados. Había mucho derramamiento de sangre y nos encontramos en medio de este conflicto. Me preguntaba cómo íbamos a salir de esta situación, cuando había terroristas masacrando a la gente con machetes”, declaró.

Aquel año, 800 personas fueron asesinadas y otras 65 mil obligadas a abandonar sus hogares en la zona occidental de Nigeria.

Además de temer por su vida, presenciar esa matanza afectó profundamente a Kevin y le hizo caer en una profunda crisis de fe y dudar de su vocación. Algo que decidió hablar con su director espiritual.

“Él me dijo que ninguna dificultad debía convertirse en un obstáculo para mí, si sentía que Dios me había llamado para esta labor. Que mi llamada al sacerdocio venía ligada a la persecución y a aliviar el dolor de los demás”, recuerda.

Confiando en los planes de Dios para su vida, Kevin continuó con su formación.

El seminario de Kaduna en Nigeria es uno de los que recibe sostenimiento económico de Ayuda a la Iglesia Necesitada, que en los últimos cinco años ha destinado 258.960 euros para la formación de seminaristas, religiosos y laicos en las zonas más azotadas por el terrorismo de Boko Haram.

Según explican desde Ayuda a la Iglesia Necesitada, “en la persecución, muchos seminaristas como Kevin, lejos de abandonar, se entregan más fielmente a su preparación sacerdotal y son más conscientes que nunca del verdadero significado de su vocación”.

Ahora, el P. Kevin asegura que quiere ser “luz de Cristo y bálsamo para los demás”.

Porque “para quien ha experimentado el amor de Dios más allá de las adversidades, le hace tener una mirada diferente traspasada por la gracia de la fe”, precisan desde ACN.

En todo África hay unos 43 mil seminaristas, Nigeria es el país con más vocaciones al sacerdocio, donde actualmente hay unos 5 mil.

Más información sobre Ayuda a la Iglesia Necesitada y los proyectos que desarrolla AQUÍ.

También te puede interesar:

Etiquetas: sacerdote, Nigeria, persecución contra cristianos, Boko Haram, fundamentalismo islámico

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
El blog de Mons. José Gómez