3 de agosto de 2020 - 6:12 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 3 de agosto de 2020 6:18 pm

Sacerdote argentino expresa disconformidad con cierre de seminario en San Rafael [VIDEO]

Redacción ACI Prensa

El P. Carlos Humberto Spahn, que fue seminarista y formador del Seminario Santa María Madre de Dios en la Diócesis de San Rafael (Argentina), expresó su disconformidad con el cierre de este centro a fines de año, aunque precisó que se somete a la decisión última de la Iglesia.

El P. Spahn, que sirve en México y es el fundador y superior de la Familia Religiosa del Inmaculado Corazón y la Divina Misericordia (FRICYDIM), se refirió así al anuncio que hizo hace unos días Mons. Eduardo María Taussig, Obispo de San Rafael, “siguiendo precisas instrucciones emanadas de la Santa Sede” para el cierre del seminario en el que actualmente se forman 40 seminaristas.

Aunque el Obispo no dio a conocer las razones del cierre, la controversia que habría generado esa decisión tiene que ver con la recepción de la Comunión en la mano durante la reapertura de los templos al culto público en medio de la pandemia de coronavirus COVID-19. El Obispo dispuso que se reciba así y eso generó resistencias entre miembros del clero y los fieles de la diócesis.

“Me veo en consciencia obligado a manifestar mi disconformidad con la medida realizada, aunque me someto ciertamente a la decisión última de la Santa Madre Iglesia a través del Papa”, dijo el P. Spahn en un video publicado en Youtube el 1 de agosto.

“Con todo respeto a Mons. Eduardo Taussig, sucesor de los apóstoles, y sin ánimo de juzgarlo en sus intenciones, se anuncia el cierre del seminario alegando haber recibido indicaciones de la Santa Sede, de esta manera él manifiesta no ser responsable de esa acción”, prosiguió.

“No hay que ser psicólogo para advertir que si él no pensara que eso fuera algo malo, él mismo se atribuiría la decisión, explicando las razones de beneficio que tiene eso (…) a no ser que esté en muy alto grado de humildad para no aplicarse el mérito de cerrarlo. Si la Santa Sede toma semejante medida es porque fue negativamente informada. El problema no está en la Santa Sede sino en quien informa mal, como sucedió con San Pío de Pietrelcina”, indicó el sacerdote.

El presbítero dijo que el seminario de Santa María Madre de Dios siempre se ha caracterizado por “un amor a la verdad, a la doctrina recta, estudiando la filosofía aristotélica tomista, y teniendo a Santo Tomás como referencia principal como teólogo, como lo recomienda la misma Iglesia en el mismo Código de Derecho Canónico y el Concilio Vaticano II”.

Tras destacar el amor a la liturgia, la Eucaristía, la Virgen María y el Papa, el P. Spahn dijo estar “muy dolido por la noticia” del cierre del seminario. “Nunca he visto un problema de homosexualidad en el seminario, problema que encontramos con frecuencia en muchos seminarios del mundo que lamentablemente aún siguen abiertos, ni problemas doctrinales ni de desobediencia”.

Sin embargo, lamentó el sacerdote, el Seminario Santa María Madre de Dios “se cierra porque su delicadeza y cuidado de las cosas divinas tal vez hayan molestado a quienes no ven con los ojos de fe el tesoro escondido en un campo o la perla fina de la que nos habla el Evangelio, que es la Eucaristía”.

“¿Quién puede enfadarse por un exceso de amor a la Eucaristía? ¿No debería ser causa de gozo un seminario que crea en la presencia real, la ame, la adore, la respete con sumo cuidado? ¿Es el exceso de cuidado lo que molesta? ¿No deberían estar las autoridades felices que Dios sea tan cuidadosamente amado y adorado? ¿No nos produce felicidad que Cristo sea el anhelo mayor y que la gloria a Él se convierta en una obsesión en una locura para el mundo?”, cuestionó.

El P. Spahn contó luego que desde la fundación del seminario, bajo el liderazgo de Mons. León Kruk, hubo algunos intentos de cerrarlo “por ser demasiado ortodoxo” y finalmente no se pudo cerrar, gracias a la intervención del Papa San Juan Pablo II.

“¿Puede estar Dios en la mentira, el fraude, la maldad? Siempre estuvo el deseo de cerrarlo, desde la muerte de Monseñor León Kruk, pero no se encontraba motivos justificados. ¿Ahora el exceso de amor a la Eucaristía sirvió para acusar de desobediencia tan grave que merece el cierre de lo que es el corazón de una diócesis con 40 seminaristas? ¿No parece una exageración?”.

El sacerdote ofreció luego sus oraciones “por el Papa, los obispos, los sacerdotes, los seminaristas de todo el mundo, para que amen cada vez más la Eucaristía como sacramento y sacrificio”.

“Les digo a los seminaristas que no desfallezcan, que no se desanimen. Donde se cierra una puerta se abre una ventana. Que se encomienden a la Santísima Virgen, ella velará por cada uno de ustedes, y cuidará su formación y vocación, que Dios ha puesto en sus corazones”, concluyó.

En declaraciones a TVA El Nevado el 27 de julio, el P. José Antonio Álvarez, vocero de la Diócesis de San Rafael, reconoció que la decisión del cierre del seminario es “realmente dolorosa”.

El P. Álvarez señaló que “debido a la reacción indisciplinada de una buena parte del clero de la diócesis en este momento esta diócesis no tiene la posibilidad de conformar un equipo de formadores conforme a la disciplina de la Iglesia”.

“Como eso es algo que no se puede resolver de modo inmediato, en defensa incluso de la formación de los seminaristas, para que puedan continuar su formación se los va a ir destinando a otro u a otros seminarios”, dijo.

El Arzobispo Emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, compartió el 31 de julio con ACI Prensa una carta remitida al Obispo de San Rafael, en la que escribió: “Querido Eduardo: Lamento profundamente lo que ha ocurrido en San Rafael, a causa de un gravísimo error tuyo: el decreto sobre el modo de comulgar”.

“Te he manifestado mi opinión las dos veces que me llamaste por teléfono”, añadió.

Mons. Aguer finalizó su mensaje asegurándole a Mons. Taussig que “rezo por vos, y por la diócesis. Y, de un modo muy especial, por los sacerdotes y seminaristas. Espero que esas vocaciones no se pierdan”.

El 31 de julio, Mons. Taussig publicó una amonestación canónica dirigida a la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, ordenando que una “innovación” pastoral para la entrega de la comunión a los fieles “cese de inmediato” y que esta sea recibida solo en la mano.

En su amonestación, Mons. Taussig lamentó también “la situación de rebeldía de un sector significativo del clero, que no poco ha incidido en perjuicio del seminario”.

Ya a inicios de julio, el Obispo de San Rafael aseguraba estar “muy triste” debido a que en la diócesis que gobierna pastoralmente “hay mucha división” y pidió a los fieles que “recemos mucho los unos por los otros”.

Respaldo de la Conferencia Episcopal

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) emitió un comunicado el sábado 1 de agosto en el que expresó su apoyo a la decisión de Mons. Taussig, de anunciar el cierre del seminario “Santa María Madre de Dios”.

“En estos días se ha conocido la noticia del cierre del Seminario de San Rafael, dispuesto por el obispo diocesano Mons. Eduardo María Taussig, en cumplimiento de precisas directivas de la Congregación para el Clero. Como Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina y, recogiendo el sentir del episcopado, acompañamos la decisión de Mons. Taussig, obediente y respetuosa de la comunión con la Iglesia universal y el bien común eclesial”, indica el texto.

Etiquetas: Argentina, Vaticano, Seminario, Seminaristas, San Rafael, Santa María Madre de Dios

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios