28 de septiembre de 2022 - 3:30 PM

¿Sabías que hay un santo protector ante huracanes y tormentas?

POR ABEL CAMASCA | ACI Prensa

Huracán Ian visto desde el espacio. Crédito: EWTN Noticias / San Medardo. Crédito: elfabriciodelamancha - Face à la Mairie (CC-BY-SA-2.5)
Huracán Ian visto desde el espacio. Crédito: EWTN Noticias / San Medardo. Crédito: elfabriciodelamancha - Face à la Mairie (CC-BY-SA-2.5)

Con motivo de la llegada del huracán Ian a la Florida, la Diócesis de Orlando pidió la intercesión de San Medardo, patrono protector ante las tormentas por un hecho sobrenatural que vivió de niño y con ayuda de un águila.

Medardo proviene del antiguo alemán que significa audaz y valeroso. Fue un santo francés que desde pequeño buscó ayudar a los más necesitados y llegó a ser sacerdote a los 33 años, la edad de Cristo.

Sufrió varios robos, pero los ladrones regresaban todo porque, ya sea por los animales que los atacaban o porque no encontraban la puerta de salida, al final terminaban donde el santo pidiendo que los librara de esos tormentos y él aprovechaba para evangelizarlos.

Se dice que de niño, mientras iba por el campo, se dio una espantosa tormenta con granizo y lluvias torrenciales. Pero Medardo permaneció seco y sin ningún rasguño porque un gran águila con las alas extendidas voló sobre él para protegerlo.

Llegó a ser obispo de Vermand y murió alrededor del año 545. 

Su fiesta se celebra cada 8 de junio y es muy querido por los campesinos franceses, quienes le piden que les obtenga un buen tiempo.

Oración a San Medardo contra el mal tiempo

Jesús Mi Señor, San Medardo sirvió como obispo 
durante tiempos muy difíciles, 
y su larga vida de liderazgo espiritual 
causó una tremenda impresión en la gente.
Por su patrocinio contra el mal tiempo, 
le pido que interceda por mí durante las tormentas de mi vida, 
así como en las tormentas de la naturaleza.
Protégeme a mí y a mi hogar. 
Y Señor, ayuda a las víctimas de huracanes, tornados, terremotos,
 inundaciones y otros desastres naturales.
Envía más ayudantes 
y multiplica los suministros que se necesitan para su ayuda.
Tú calmaste la tempestad en el mar de Galilea. 
Líbranos de las tormentas que ahora azotan a nuestro alrededor.
¡San Medardo, ruega por nosotros! Amén.

Siga el paso del huracán Ian aquí abajo:

Etiquetas: Desastres Naturales, huracanes, tormenta

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios