El atrio de la Basílica papal de Santa María la Mayor acogerá un “nacimiento viviente” el próximo sábado 17 de diciembre.

Los personajes del pesebre viviente se colocarán también a lo largo de la calle romana Merulana en la que se representarán momentos de la vida cotidiana en Belén.

La tradición del pesebre, nacimiento o belén inició con San Francisco de Asís en la Navidad de 1223 en Greccio (Italia).

La escena del nacimiento de Jesús en Roma se llevará a cabo a partir de las 2:30 p.m. (hora local) y a las 5:00 p.m. los presentes rezarán la Novena en preparación a la Navidad.

Luego, se celebrará una Misa a las 6:00 p.m. y se bendecirán imágenes del Niño Jesús. La Eucaristía será presidida por el vicario del Papa para la Diócesis de Roma, el Cardenal Angelo De Donatis.

Por su parte, el Papa Francisco, con motivo de la preparación hacia la Navidad 2022, destacó por qué es importante preparar el pesebre o nacimiento.

Más en Vaticano

El Santo Padre envió un mensaje el 13 de diciembre a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es.

“Preparando el belén para el Niño Jesús, aprendemos de nuevo quién es nuestro Señor: el Dios de la humilde mansedumbre, el Dios de la misericordia y del amor, que interviene siempre respetando nuestra libertad y nuestras elecciones”, dijo el Papa.

 

 

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email

En diciembre de 2019, el Papa Francisco firmó la carta apostólica Admirabile signum sobre el significado y el valor del belén en Navidad.

En Admirabile Signum, el Papa explicó que “no es importante cómo se prepara el pesebre, puede ser siempre igual o modificarse cada año; lo que cuenta es que este hable a nuestra vida”.

“En cualquier lugar y de cualquier manera, el belén habla del amor de Dios, el Dios que se ha hecho niño para decirnos lo cerca que está de todo ser humano, cualquiera que sea su condición”, escribió el Santo Padre.