Un desconocido irrumpió en una iglesia en Estados Unidos y robó una de las únicas imágenes originales de la Virgen de Fátima, que había sido traída por la fiesta de la Natividad de la Madre de Dios, el 8 de septiembre.

Mons. Louis Marucci, párroco de la iglesia San Andrés el Apóstol, en Gibbsboro, Nueva Jersey (Estados Unidos), dijo a Fox 29 en una entrevista que el robo a su parroquia ocurrió la tarde del martes 30 de agosto.

El sacerdote explicó que la estatua fue llevada desde Portugal, lugar donde se dieron las apariciones de la Virgen de Fátima a los tres pastorcitos, para celebrar la Solemnidad de la Natividad de la Virgen María.

El objetivo era colocar la estatua de Nuestra Señora de Fátima en el centro de la parroquia durante la jornada de oración que planean celebrar con motivo de esta fiesta litúrgica.

El medio local precisó que la estatua robada tiene una gran importancia histórica pues es una de las cuatro que existen pero, sobre todo, tiene un profundo valor sentimental para los católicos.

“El valor monetario ni siquiera puede compararse con el significado espiritual y simbólico de la imagen”, dijo el P. Marucci.

Más en Mundo

Además, el párroco llamó a buscar al hombre que robó la estatua para que sea devuelta antes de la celebración mariana.

“Solo estoy rezando para que sea devuelta antes del jueves”, expresó.

En el video de seguridad, obtenido y publicado por Fox 29, se observa a una persona mayor que camina desde los exteriores de la iglesia hacia la capilla, mira a través de una ventana, y luego, ingresa y se lleva la estatua del altar.

Al momento de salir de la iglesia, el desconocido mira a su alrededor y, con dificultad, logra salir de la iglesia junto a la estatua de casi un metro de altura.

El P. Marucci indicó que el hombre salió por una puerta distinta a la que entró, lo que, según explicó, indicaría que está familiarizado con el edificio.

Frente a la cámara de video, el delincuente no parece agresivo, ni físicamente violento, un aspecto que diferencia este crimen de otros similares. En recientes robos o vandalismo en iglesias, la agresividad física suele ser un factor clave.

(El artículo continúa después)

El P. Marucci dijo que piensa presentar cargos contra el delincuente y la policía local indicó que la investigación ya está en curso. 

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.