La Santa Sede solicitó la exhumación del los restos del Siervo de Dios, Cardenal John Henry Newman, para que sean enterrados en un sarcófago de mármol en la Capilla de Birmingham a fines de este año, para que los fieles puedan venerarlo más fácilmente, según informa el periódico británico The Telegraph.

La aprobación del procedimiento tiene que ser dada por el Consejo de la ciudad de Birmingham y el Ministerio de Justicia, que ha sido acusado de "procrastinación" por este tema, pero que aparentemente dará el visto bueno en las siguientes semanas.

El P. Paul Chavasse, encargado de la capilla de Birmingham ha afirmado que el Vaticano pidió que se cuidasen los restos del Cardenal Newman. "Estos tienen que ser identificados, preservados y si es necesario, puestos en un nuevo lugar, que corresponde a su nuevo status en la Iglesia", dijo.

El Cardenal John Henry Newman fue enterrado en 1890 en el pequeño cementerio de Rednal, en las afueras de Birmingham. Según algunas fuentes, se espera la beatificación del converso al catolicismo en la primera mitad del próximo año.

  • Tags: