3 de septiembre de 2022 - 5:21 PM

¿Religiosos apoyan la nueva Constitución pro aborto de Chile?

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Bebé de 30 semanas en el vientre materno. Foto: Ivon19 / Wikipedia (dominio público) (CC-BY-SA-4.0)
Bebé de 30 semanas en el vientre materno. Foto: Ivon19 / Wikipedia (dominio público) (CC-BY-SA-4.0)

La junta directiva de la Conferencia de Superiores y Superioras Mayores De Religiosos y Religiosas de Chile (CONFERRE) publicó una carta a poco de realizarse el plebiscito, este domingo 4 de septiembre, para aprobar o rechazar el proyecto de nueva Constitución del país, un texto que podría consagrar el aborto, la eutanasia y la ideología de género.

“Reciban nuestro saludo fraterno y sororal para ustedes y cada uno de los miembros de sus comunidades”, comienza la carta.

La palabra “sororal” proviene de “sororidad”, un término usado por las feministas para referirse a lo que consideran hermandad o solidaridad entre quienes comparten esta ideología, especialmente ante lo que consideran machismo.

La misiva indica luego que “temas como el medio ambiente y el desarrollo sostenible e integral, están en el corazón de las denuncias proféticas que por años se han ido realizando desde la Iglesia y la vida religiosa latinoamericana y del Caribe”.

A continuación recuerdan la publicación de la encíclica Laudato sí’ del Papa Francisco en 2015, y citan los numerales 13 y 14 como marco de su reflexión.

Después de denunciar la polarización y de rechazar la violencia en el país a puertas del plebiscito, mencionan algunos “criterios fundamentales” para el discernimiento.

Los criterios comienzan cada uno con la palabra “soñamos”, para luego referirse a diversos temas como un país más justo “donde el centro sea la persona humana y no solo una mirada económica egoísta que atenta contra la dignidad y el respeto profundo de todo ser humano”.

Luego se hace referencia al trabajo donde todos colaboren en la construcción de una “sociedad más fraterna e inclusiva, donde unos no abusen de otros, especialmente de los más frágiles y vulnerables”, para pasar luego a alentar el diálogo y un estado que promueva el bien común.

“Soñamos un Chile distinto, donde la libertad y el respeto absoluto por la dignidad de toda persona humana, imagen de Dios, han de ser la preocupación primera ante el desarrollo económico y tecnológico, procurando favorecer el desarrollo espiritual de cada persona, como se reconoce en el texto de la nueva Constitución que se nos consulta”, refiere el último criterio.

“Por lo tanto, les invitamos a asumir con responsabilidad la decisión que cada uno/a ha de tomar en los próximos días. No olvidemos que la opción que resulte ganadora necesitará del apoyo de los demás”, indicaron.

Un proyecto de Constitución proaborto

El Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González, recordó que el cristiano no puede apoyar nunca el aborto ni la eutanasia, en una carta pastoral escrita el 28 de agosto.

En su carta, el Prelado chileno retoma algunos aspectos criticados por los obispos de Chile en julio, ninguno de los cuales aparece en la carta de la junta directiva de la CONFERRE.

“Llama la atención que la propuesta constitucional reconozca derechos a la naturaleza y exprese preocupación por los animales como seres sintientes, pero no reconozca ninguna dignidad ni ningún derecho a un ser humano en el vientre materno”, reclamaron entonces los obispos.

El Obispo de San Bernardo detalló que en la nueva Constitución hay conceptos que “son directamente contrarios a la enseñanza cristiana, como la introducción del aborto o interrupción del embarazo (art 61.2), la muerte digna (art.68), que implicará aprobar la eutanasia”.

El texto también desconoce “derechos esenciales de los padres, como el que tienen respecto a la educación de los hijos. Se impone una concepción acerca de la sexualidad que es contraria a la enseñanza de la fe cristiana (art. 40)”.

No se considera el derecho a la objeción de conciencia, especialmente en el caso del aborto y se introduce una visión errada y única del hombre y la mujer, fundada en la ideología de género, que es anticristiana”, prosigue.

La ideología de género es una corriente que considera que el sexo no es una realidad biológica sino una construcción sociocultural, algo que distintos gobiernos intentan imponer a través de la educación de los niños y jóvenes.

“Dar su voto a un texto que consagra directamente como un derecho el aborto y la eutanasia es cooperar al mal moral y ayudar a su difusión”, alertó el Obispo.

Ante la duda de si se puede votar “Apruebo” por considerar que sí existen elementos positivos en la nueva Constitución, el Obispo recordó el criterio que “señala que no es lícito colaborar en algo objetivamente malo para obtener un bien; es decir, el fin no justifica los medios”.

En ese sentido “el aborto y la eutanasia no pueden ser transados o intercambiados por otros bienes, incluso objetivos, que pueden estar contenidos en el proyecto de nueva Constitución”.

“Dios –concluyó el Prelado– es el único testigo íntimo de nuestras decisiones y Él mismo nos tomará cuenta de ellas al final de nuestros días”.

Etiquetas: Aborto, Chile, Ideología de Género, Eutanasia, religiosos, objeción de conciencia, Constitución, Conferre

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios