17 de julio de 2022 - 6:35 PM

Religiosas católicas salvan más de 26 mil mujeres de la trata de personas en Asia

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Remi Walle / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Remi Walle / Unsplash.

En solo un año, la red de religiosas católicas Talitha Kum logró rescatar de la trata de personas a más de 26 mil mujeres que eran sometidas al trabajo forzado, el matrimonio forzoso y la explotación sexual en Asia.

La agencia vaticana Fides indicó que la red internacional Talitha Kum, integrada por religiosas católicas comprometidas en la lucha y erradicación de la trata de personas, rescató a 26.065 mujeres asiáticas en 2021.

Talitha Kum, cuya sede está en Roma, fue fundada por la Unión Internacional de Superiores Generales (UISG) y actualmente “trabaja con 65 organizaciones católicas, 56 ONG, 18 organizaciones nacionales y 42 agencias gubernamentales internacionales”, indicó.

En Asia, la red cuenta con 3.521 miembros de 205 congregaciones religiosas en 20 países. El año pasado, Talitha Kum Asia también “asistió y apoyó a 3.972 víctimas de la trata de personas, y organizó 3.909 cursos y talleres de formación”, señaló.

La Hermana Abby Avelino, miembro de la congregación de las Misioneras de Maryknoll y directora de Talitha Kum en Asia, dijo en un informe enviado a Fides que “las formas predominantes de la trata de personas” en Asia y el mundo son “el trabajo forzado, el matrimonio forzado y la explotación sexual”.

Explicó que las redes de trata de personas suelen captar a sus víctimas a través del “tráfico informático y la explotación sexual infantil en línea (OSEC)”.

Asimismo, alertó que esta problemática se agravó por las crisis económicas que afectaron a muchos países de Asia por la pandemia del coronavirus. Otra causa son los conflictos políticos que enfrentan países como Myanmar, Sri Lanka y Pakistán, dijo.

Las crisis económicas y políticas “aumentan el número de personas que se vuelven vulnerables a la trata, en particular mujeres, niñas, jóvenes, migrantes y refugiados”, porque “se ven atrapadas en la explotación para sobrevivir”, sostuvo.

La Hermana Abby señaló que la estrategia de Talitha Kum en Asia es priorizar la prevención de la trata de personas a través de “campañas de formación y sensibilización”.

Las campañas están dirigidas sobre todo “a las mujeres, los jóvenes, las comunidades religiosas y tribales y los trabajadores inmigrantes”, y se realizan en “escuelas, parroquias y comunidades locales” y desde el inicio de la pandemia extendieron su trabajo a la virtualidad.

Dijo que realizaron seminarios web mensuales sobre la lucha contra la trata de personas, con el objetivo de “reforzar la prevención, la protección, el desarrollo de capacidades y la creación de redes, así como la colaboración y la defensa”, explicó.

Señaló que gracias a los medios virtuales aumentó la visibilidad de su trabajo, y por eso, el año pasado, abrieron dos sedes más de Talitha Kum en Bangladesh y Vietnam.

La Hermana Abby dijo que a través de su programa “Sufficiency Economy” han fortalecido el desarrollo de capacidades de “mujeres y los jóvenes de los pueblos y las zonas montañosas”, que aprendieron a “gestionar los recursos alimentarios naturales, como las hierbas y las verduras” de los bosques locales.

Finalmente, señaló que el año pasado lanzaron su nuevo programa de embajadores “Talitha Kum Anti-Trafficking Youth Ambassadors”, que busca formar a mujeres y hombres jóvenes de diez países asiáticos para que involucren a más jóvenes en la lucha contra la trata de personas.

Etiquetas: tráfico de personas, Derechos humanos, Trata de personas, Iglesia en Asia, Talitha Kum, tráfico sexual, matrimonio forzado, lucha contra la trata de personas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios