31 de julio de 2020 3:13 pm

Religiosa que protegió a huérfanos y fundó una congregación inicia camino a los altares

Redacción ACI Prensa

Elmina Paz Gallo como laica y religiosa. Crédito: HH Dominicas del Ssmo. Nombre de Jesús.
Elmina Paz Gallo como laica y religiosa. Crédito: HH Dominicas del Ssmo. Nombre de Jesús.

El Arzobispo de Tucumán (Argentina), Mons. Carlos Sánchez, firmó el edicto de apertura de la causa de canonización de la Madre Elmina Paz Gallo, fundadora de las Hermanas Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús.

El documento que dará paso a la investigación de las virtudes heroicas, fama de santidad y signos de la Madre Elmina Paz fue solicitado por el Postulador de la Causa que pertenece a la Orden de Predicadores, Fray Gianni Festa.

El documento será presentado en la Misa que se realizará el próximo sábado 8 de agosto a las 8:00 p.m. (hora local) en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús.

Para estos días antes de la realización de la Misa, las religiosas invitaron a la comunidad reflexionar con un material llamado “Cartografía de una vida” que presentará en forma diaria algunas imágenes y textos sobre la obra y el legado espiritual de la Madre Elmina.

Además, este viernes 31 de julio a las 6:00 p.m (hora local) se desarrollará un conversatorio titulado “Elmina vista por sus contemporáneos”, a cargo del Delegado Episcopal, P. Marcelo Ariel Lorca, y de la Vicepostuladora, Hermana Alejandra Elbaba. 

Para aportar con testimonios personales o privados, documentos y cartas comunicarse con la Congregación de Hermanas Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús email: [email protected] 

Biografía de Madre Elmina Paz

Elmina Paz nació en San Miguel de Tucumán el 10 de septiembre de 1833 fue hija de Manuel Paz y Dorotea Terán.

Contrajo matrimonio a la edad de 24 años en 1857 con Napoleón Gallo, hombre de fuerte militancia política. Ellos tuvieron una hija llamada María Jesús, quien murió a los tres años de edad.  Luego enviudó el 1 de junio de 1886.

Se caracterizó por un profundo sentido de solidaridad y su casa siempre estaba abierta para los pobres, mendigos, enfermos, ancianos y huérfanos. Se comprometió en numerosas asociaciones caritativas, con gran protagonismo.

Mientras vivió en Santiago del Estero, participó en las asociaciones ligadas a la Orden Dominica, especialmente la Tercera Orden Seglar. 

Al trasladarse a Tucumán, colaboró con la Sociedad de Beneficencia, lo que le permitió asumir responsabilidades por los más desprotegidos de la sociedad. 

A su vez, integró la Tercera Orden Seglar dominicana de Tucumán, espacio en el que interactuó con fray Ángel María Boisdrón, quien se convirtió en su confesor, director espiritual y luego cofundador de la congregación religiosa que fundaron en Tucumán. 

Cuando la epidemia del cólera azotó a Tucumán en 1886, el P. Boisdrón solicitó la ayuda de Elmina Paz de Gallo. A pesar de su reciente viudez, ella no dudó en disponer de sus bienes y transformar su vivienda para acoger y cuidar personalmente a los huérfanos y necesitados.

Esta obra se inició el 28 de diciembre de 1886. “No sólo con mi dinero sino con mi vida toda ayudaré a estos niños huérfanos. Mi casa será la de ellos”, fueron las palabras que dirigió a fray Boisdron. 

La experiencia caritativa de Elmina y de las primeras mujeres que la acompañaron fue tan fuerte que decidieron optar por una vida consagrada a Dios y los más necesitados. 

Así se fundó la Congregación de Hermanas Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús el 17 de junio de 1887. 

La Congregación fue afiliada a la Orden Dominicana el 4 de julio de 1888 y aprobada por la Santa Sede el 7 de septiembre de 1910, poco antes de su fallecimiento el 2 de noviembre de 1911.

Más información sobre la vida de Elmina Paz Gallo  AQUÍ 

Etiquetas: Argentina, Siervos de Dios, causa de beatificación, Madre Elmina Paz, Congregación de las Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús, Arzobispado de Tucumán

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios