17 de julio de 2018 11:58 am

Religiosa misionera de la caridad confiesa haber vendido bebés en India

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público
Foto referencial: Pixabay dominio público

Una religiosa de las Misioneras de la Caridad confesó haber vendido varios bebés, tras su arresto en la ciudad de Ranchi, capital del estado de Jharkhand en la India.

La hermana Concilia, que dirigía el hogar Nirmal Hriday en Ranchi, confesó haber “vendido dos bebés aparte de este. En total fueron tres, uno lo regalamos”.

En un video publicado en Twitter por India Today, la religiosa explicó que “nadie en el hogar de caridad sabía de esto. Solo Karishma y yo sabíamos.  No recuerdo dónde los vendimos. Tenemos que ver los archivos para ver”.

Karishma es una laica que trabajaba junto a la hermana Concilia en el hogar Nirmal Hriday, de donde sacaron a los pequeños para venderlos. La policía precisa que tres de ellos ya han sido rescatados y siguen buscando al cuarto.

De otro lado, la agencia AFP informó el 16 de julio que las autoridades de India han ordenado que, tras el arresto de la religiosa, todos “los hogares de las Misioneras de la Caridad en el país sean inspeccionados inmediatamente”.

Asimismo, el jefe de policía del estado de Jharkhand, D.K. Pandey, solicitó al gobierno federal que congele todas las cuentas bancarias de la congregación fundada en 1950 por la Madre Teresa de Calcuta.

Sobre esta medida, la vocera de las religiosas, Sunita Kumar, dijo a UCAnews que esta orden es un intento de “acosar financieramente a la congregación”, aunque precisó que “nuestras actividades, recursos y financiamiento son conocidos por el gobierno y no tenemos nada que esconder”.

Para Prabhkar Tirkey, presidente nacional del foro cristiano Rashtriya Isai Mahasangh, las medidas del gobierno no son sino una “cacería de brujas” para afectar a toda la comunidad cristiana. El partido pro hindú, Bharatiya Janata, dirige el gobierno federal y el estatal.

Por su parte, el Obispo Auxiliar de Ranchi, Mons. Telesphore Bilung, dijo que “el gobierno está apuntando a nuestras instituciones para difamarnos”.

“Tenemos información de varios lugares del estado sobre intervenciones del estado. Con estas, el gobierno está tratando de mostrar que los cristianos y sus instituciones están todos involucrados en actividades ilegales”, alertó.

La adopción ilegal es un negocio que mueve mucho dinero en la India. Cada año se recibe la denuncia de más de 100 mil niños extraviados, muchos de los cuales son vendidos por sus propios padres, especialmente si son pobres.

Según informó la agencia vaticana Fides, la superiora general de las Misioneras de la Caridad, la hermana Mary Prema, afirmó sobre este caso que están “totalmente conmocionadas por lo sucedido en nuestra casa”.

Lo ocurrido "es totalmente contrario a nuestros valores. Estamos investigando este tema con cuidado”, resaltó, y ofreció “tomar todas las precauciones necesarias" para evitar hechos similares.

Las Misioneras de la Caridad dirigen unos 770 hogares en todo el mundo, de los cuales 243 están en India. En ellos reciben a moribundos, personas sin techo, huérfanos y personas con discapacidad.

Etiquetas: India, Religiosas, monjas, tráfico de niños

Comentarios