El Arzobispo de Mercedes-Luján, Mons. Rubén Di Monte, exhortó a los argentinos a recurrir confiadamente a la Virgen "en sus necesidades" y que "dejen moldear sus corazones para que los haga más cercanos al corazón de Cristo".

"La celebración de Santa María del Carmelo es la fiesta de la Orden y de cuantos de cualquier manera están unidos al Carmelo" recordó el Prelado y consideró que la Virgen es "fuente de todo bien en Cristo, guía y ayuda en el camino arduo de la subida a Él".

Durante su homilía por la fiesta de la Virgen Mons. Di Monte señaló que "siguiendo esta devoción vamos tras las huellas de aquella que ‘guardaba todo en el corazón’ en atenta reflexión contemplativa".

Luego de afirmar que "María es signo de esperanza segura y de consuelo" el Arzobispo de Mercedes-Luján pidió "que ella nos aliente, para que superemos todo los que nos hace sufrir, nos tira para atrás, nos preocupa o nos deprime".

"De manos de María Santísima superemos todo lo negativo, con esfuerzo, pero con la certeza de que estamos subiendo al monte que es Cristo", concluyó el Prelado.

La Eucaristía se celebró en el templo que tiene como patrona a la Virgen del Carmen en la localidad de General Rodríguez.

Más en América

  • Tags: