La Diócesis de Santa Rosa (Argentina) informó que la policía recuperó el copón robado de la parroquia Nuestra Señora de la Merced; pero siguen sin aparecer las hostias consagradas que estaban en su interior.

El 16 de enero fue sustraído el copón con las hostias consagradas de la iglesia ubicada en Victorica.

Se trata de un hecho que "nos duele y entristece porque han robado lo más preciado para nosotros los católicos, las hostias consagradas, que tienen un gran valor espiritual para cada uno de los que creemos en Jesús vivo, que se hace pan y alimento para que podamos sentir el amor infinito de su corazón y enriquecer nuestra alma", lamentó la comunidad el 26 de enero.

En un breve mensaje emitido el 28 de enero, el párroco, P. Juan Aversa, agradeció “el accionar policial y a toda la comunidad parroquial y diocesana por la preocupación y la oración ante este lamentable suceso” e informó que la comisaría departamental de Victorica recuperó el copón sustraído.

Los presuntos responsables del hecho serían dos hombres de 43 y 31 años de edad, los que fueron imputados por hurto.

Las hostias consagradas no fueron encontradas, pero la policía descartó que el móvil del robo fuera con fines rituales.

Más en América

Al conocer la devolución del copón, la red Respeto Religioso expresó su solidaridad a la comunidad afectada.

En el comunicado emitido el 28 de enero expresó que intentan “visibilizar una realidad preocupante que va en aumento: la cantidad y agresividad de ataques a los símbolos considerados sagrados para la fe católica. Entendemos que este accionar resulta contrario al espíritu de respeto que debe primar en toda sociedad que pretenda convivir en paz”.