La bloguera católica Kathy Schiffer explica quiénes fueron San José y Santa Ana en el marco de la fiesta de la Presentación de la Virgen María que la Iglesia Católica celebra este 21 de noviembre.

Lo primero que explica la bloguera en el National Catholic Register es que estos santos son los padres de la Virgen María y que ellos la presentaron en el templo cuando tenía 3 años.

Schiffer comenta que el dato de que los padres de la Virgen se llamaban Joaquín y Ana no está en la Biblia sino que “aparece en un libro separado llamado Protoevangelio de Santiago o, más simplemente, el Evangelio de Santiago”.

Este, precisó, “no es uno de los evangelios canónicos, ya que el Evangelio de Santiago se considera apócrifo, es decir que no hace parte de la revelación divina, aunque los elementos pueden, de hecho, ser históricos”.

El texto relata “la historia de la Presentación de María en el Templo. Desde la infancia, nos cuenta el relato, Ana y Joaquín, padres devotos agradecidos de que Dios les concediera una hija en sus últimos años, que dedicaron a Dios”.

¿Qué pueden aprender los católicos de la Presentación de María?

Más en Mundo

En declaraciones a EWTN Noticias, la hermana Alexandra Benavides, misionera laica de la asociación católica Nuestra Señora del Encuentro con Dios, dijo que la presentación de los hijos en el templo era en ese tiempo “una ofrenda agradable a Dios”.

Para celebrar este día, la hermana aconsejó leer las lecturas de este 21 de noviembre, especialmente el Evangelio, con el pasaje de Lucas, para estar como María “siempre atenta a la voluntad de Dios, dolorosa, pero llena de plenitud porque solo cuando se hace la voluntad de Dios uno puede ser feliz”.

Benavides resaltó que ciertamente “Dios de verdad quiere nuestra felicidad”, pero “en nosotros está la libertad de decir ‘yo quiero ser feliz’ de acuerdo al plan del Señor”.

Para concluir, la hermana alentó a que “nosotros también le digamos sí a Jesús y podamos salvar muchas almas”.