6 de noviembre de 2017 10:07 pm

¿Quiénes son los rohingya y por qué huyen de Myanmar?

Una familia Rohingya a su llegada al campo de refugiados. Foto: Roger Arnold / ACNUR
Una familia Rohingya a su llegada al campo de refugiados. Foto: Roger Arnold / ACNUR

(ACI).- Desde que el 25 de agosto de 2017 el grupo guerrillero Ejército de Salvación Rohingya de Arakán (ESRA) lanzara un ataque terrorista contra puestos del ejército y de la policía en Myanmar (Birmania), más de 600 mil musulmanes de la etnia denominada “rohingya” han abandonado sus hogares para refugiarse en la vecina Bangladesh para huir de la represión emprendida por las autoridades birmanas como respuesta al ataque.

Para comprender mejor esta situación y la realidad de esta población asiática, es necesario primer responder a la pregunta: ¿quiénes son exactamente los rohingya?

Los rohingya son un grupo heterogéneo de personas que comparten una religión mayoritaria, la musulmana, y una misma lengua, el rohingya, fruto de la fusión de diferentes idiomas como el árabe, el urdu o el birmano, que se escribe principalmente con caracteres árabes.

La presencia en Myanmar de este pueblo está registrada desde el siglo VIII. Son descendientes principalmente de comerciantes árabes, pero también de turcomanos, persas y de otros pueblos islámicos de las costas del sur y del interior asiático.

A pesar de su carácter de minoría étnica, cultural y religiosa en un país mayoritariamente budista de lengua birmana, los rohingya no se identifican como un grupo unificado.

La denominación rohingya procede de la comunidad internacional que constata la afinidad del idioma entre los diversos pueblos que la conforman, con un objetivo político. No es un término que se pueda usar para representarlos como un solo pueblo.

Tradicionalmente han estado asentados en el estado birmano de Rakhine. La mayor parte de ellos son musulmanes de la rama suní, aunque debido a su aislamiento, a su pluralidad y al contexto en el que se han desarrollado poseen una serie de elementos religiosos específicos, lo que ha provocado el rechazo de otras comunidades islámicas que consideran que no practican un islam ortodoxo.

El 74,69% de los más de 50 millones de birmanos son budistas. Los musulmanes rohingya representan el 3,77% de la población. Las autoridades birmanas rechazan su identidad birmana y les tratan como extranjeros.

En 1982 los privaron de su ciudadanía y pasaron a ser apátridas e inmigrantes ilegales. Desde entonces han sido víctimas de toda clase de abusos y discriminaciones.

La violencia que han sufrido desde hace meses por parte del ejército y la policía de Myanmar los han obligado a buscar refugio en la vecina Bangladesh, país en el que el 89% de la población también es musulmana.

La afluencia masiva de refugiados provocó el colapso del principal puesto fronterizo de Bangladesh, la ciudad de Cox’s Bazar.

Los campos de refugiados, muchos de ellos improvisados y sin la infraestructura necesaria para dar cobijo a tantas personas, están sobrepasados.

Bangladesh es un país pequeño con una gran densidad de población: acoge a unos 156 millones de habitantes en un territorio de solo 143 mil 998 kilómetros cuadrados.

A finales del mes de noviembre, del 27 de noviembre al 2 de diciembre, el Papa Francisco realizará un viaje apostólico a Myanmar y Bangladesh.

En numerosas ocasiones, el Pontífice se ha pronunciado en contra de la persecución que sufren las comunidades rohingya y ha pedido el respeto a sus derechos.

También te puede interesar:

Etiquetas: Bangladesh, Refugiados, Myanmar, campamento de refugiados, Viaje del Papa Francisco a Myanmar, Viaje del Papa Francisco a Bangladesh

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App