El 9 de noviembre de 2022 se promulgó la ley que declara al Señor Cautivo de Ayabaca como santo patrono de la religiosidad y del costumbrismo espiritual y cultural en el norte del Perú.

La ley había sido aprobada el mes previo por el Pleno del Congreso con 96 votos a favor.

¿Quién es el Señor Cautivo de Ayabaca?

El Señor Cautivo de Ayabaca es una imagen del Cristo Nazareno que representa el momento en que Jesús fue abandonado por sus discípulos, tras ser capturado en el huerto de Getsemaní.

La imagen muestra a un Jesús con túnica morada, de pie, maniatado con un cíngulo, que refleja en su rostro profunda desolación. Sobre su cabeza está una corona de espinas de oro.

La escultura se encuentra en el altar mayor del templo de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar en la ciudad de Ayabaca, en la región de Piura, al norte del Perú.

Más en América

La Arquidiócesis de Piura cuenta que la historia de la imagen se remonta al año 1751, cuando el sacerdote español García Guerrero quiso dar a su pueblo una imagen del Señor. Para ello utilizó el tronco de un árbol de cedro.

Según la tradición, tres artistas vestidos de blanco llegaron al pueblo y le prometieron al P. García esculpir la estatua de cedro del Señor Cautivo, pero con la condición de que se guardara absoluta reserva sobre su presencia en el pueblo.

Sin embargo, con el pasar de las semanas los pobladores empezaron a preguntarse cómo iba el proyecto y fueron hasta el lugar para observar los avances. Grande fue su sorpresa al notar que no había ninguna persona en el taller.

No obstante, encontraron una hermosa escultura del Cristo Nazareno de 1,80 metros.

“Solo entonces se dieron cuenta de que los autores eran ángeles vestidos de chalanes que al concluir la escultura alzaron vuelo y se perdieron. La historia creció, al igual que la fe y devoción, más aun si consideraban todo ello, una ‘obra de ángeles’, como la llamaron”, indica la Arquidiócesis de Piura.

(El artículo continúa después)

En 1904, el P. Eliseo Velásquez consagró el templo donde se rinde culto al Señor Cautivo de Ayabaca.

El 13 de octubre de 2013, en el día de la peregrinación y festividad del Señor Cautivo de Ayabaca, la imagen fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por ser una de las expresiones de fe y devoción de mayor convocatoria en el país.