6 de setiembre de 2021 - 10:37 AM

¿Qué sucede al momento de recibir la Eucaristía? Arzobispo lo explica

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

Mons. Piero Marini. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Mons. Piero Marini. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

La experiencia mística de la Comunión centró la homilía de la Misa celebrada por Mons. Piero Marini este lunes 6 de septiembre durante el Congreso Eucarístico Internacional de Budapest, Hungría.

El ex Maestro de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias y presidente del Comité Pontificio de los Congresos Eucarísticos explicó que en el momento de comulgar “nos dejamos agarrar por la mano del Señor Resucitado”.

“En el momento de la comunión, después de haber dicho: ‘Señor, yo no soy digno’, ‘extendemos’ nuestra mano hacia el pan consagrado y nos dejamos agarrar por la mano del Señor Resucitado”, fueron sus palabras exactas.

Mons. Marini señaló que “la plenitud del tiempo”, al que hace referencia el Evangelio del día, “no indica solo un punto de referencia histórico y temporal, sino que es una indicación teológica”.

“Significa el cumplimiento de la misma espera y de las promesas del Antiguo Testamento. Significa el inicio del tiempo mesiánico, el tiempo de Dios”, afirmó.

De esa manera, “con la venida de Jesús inició una nueva fase del tiempo de Dios, la última fase del tiempo de la salvación. La venida de Cristo marca el inicio de una humanidad nueva”.

Sin embargo, resaltó que “para que el misterio de Dios se conozca y que, sobre todo, sea creído y vivido, es necesario que alguien lo anuncie”.

En la Misa, “mientras se acerca a nosotros el médico divino, nos damos cuenta de que la Eucaristía, que debemos recibir purificados de nuestros pecados, no es principalmente el sacramento de los justos, sino también el viático para nosotros pobres pecadores”.

En ese sentido, “el Congreso Eucarístico es una ocasión que se nos ofrece a todos nosotros creyentes. La Eucaristía debe vivirse en el camino de la vida cotidiana. Vivir la liturgia que se celebra significa vivir de aquello que la liturgia hace vivir: el perdón invocado y donado, la palabra de Dios escuchada, la acción de gracias elevada, la Eucaristía recibida como comunión”.

“De la celebración de la Eucaristía debemos aprender que el futuro de nuestra vida de fe no depende sólo de cómo celebramos nosotros la liturgia, sino, más bien, de cómo sabemos vivir la liturgia que celebramos”, enseñó.

También recordó que “todos nosotros, al finalizar cada celebración, estamos invitados a hacernos cada vez más Cuerpo de Cristo, a andar y a estar en medio de los demás con la misma alegría, con la misma amistad y con el mismo amor con que el Señor vino a encontrarse con nosotros”.

Mons. Marini finalizó su homilía afirmando que “este Congreso Eucarístico nos enseña que celebrar la Eucaristía es siempre para nosotros llevar a cumplimiento la ley del amor que recibimos del Señor y que el Señor quiere que transmitamos a los demás”.

Etiquetas: Vaticano, Hungría, Congreso Eucarístico Internacional, Budapest

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios