13 de noviembre de 2014 - 2:06 AM

¿Qué pensaba San Juan Pablo II sobre el comunismo?

POR MARTA JIMÉNEZ | ACI Prensa/EWTN Noticias

San Juan Pablo II. Foto: UN Photo.
San Juan Pablo II. Foto: UN Photo.

Con motivo del 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín, el Arzobispo polaco Szczepan Wesoly, explicó la visión que el Papa San Juan Pablo II tenía sobre el futuro del comunismo en Polonia y el resto de Europa.

El Arzobispo de Dragonara y antiguo amigo del Cardenal Karol Wojtywa, Mons. Wesoly, aseguró en declaraciones a ACI Prensa que en ese momento de la historia para Juan Pablo II, el comunismo tenía los días contados.

“Juan Pablo II vivía ya el sistema, y en una conversación privada dijo que el comunismo no tiene nada más que decir, ni en filosofía, economía, sociología, ni en los otros planes de actividad. Solo que se sentía protegido por la armada rusa, que tenía al pueblo bajo su control. Juan Pablo II sabía que este sistema estaba muerto, por eso, su primer mensaje cuando fue elegido Papa fue ‘no tengan miedo’. Porque el sistema militar trabajaba con el miedo, la gente tenía miedo a decir algo, e ir a la cárcel o ser perseguidos y asesinados. El Papa conocía bien esto”, señaló Mons. Wesoly.

Nacido en 1926, la historia de la vida Mons. Wesoly está marcada por la emigración de su Katowice natal, el trabajado duro y su experiencia como soldado, que concluyó con la decisión de entregar su vida a Dios y convertirse en sacerdote y en delegado de la Pastoral para la emigración polaca en Roma desde 1980 a 2003.

El Arzobispo recuerda los años del período comunista polaco, y la elección papal del joven Cardenal Wojtywa, quien un año más tarde, en 1979, visitaba su país natal, donde los católicos eran perseguidos.

“La acogida como se pueden imaginar fue grandísima, y es la primera vez que en este sistema, después de 40 años, alguien dijo en público: ‘Nadie puede quitar a Cristo de la vida de una nación ni de la sociedad’. En la gente esto creó un espíritu de acción. Lo dijo con mucha fuerza, y se veía en él una forma de actuar distinta con los comunistas que le querían eliminar”, afirmó Mons. Wesoly.

En aquellos años nacía en el país Solidaridad, un movimiento obrero-cristiano, que sería el primero en condenar el comunismo, y que estaba en sintonía con el pensamiento del Pontífice. Durante los años de la República Popular de Polonia “todos los religiosos y religiosas estaba fichados por la policía secreta, se vigilaba lo que se decía en las prédicas, porque querían saber lo que hablaban con la juventud”, explicó Mons. Wesoly.

En este sentido, el Arzobispo polaco también recuerda que “había un sistema carcelario, donde las prisiones estaban llenas de sacerdotes, aunque la gente seguía llenando las iglesias. Un fenómeno que no se podía sostener”.

A finales de los ‘80s, Gorbachov, Presidente de la Unión Soviética, aprueba la ley “Perestroika”, sobre la reestructuración de la economía en la URSS, y la ley “Glasnot”, concentrada en liberalizar el sistema político, y se inicia así un periodo que algunos catalogarían como una tímida apertura.

En 1987 Juan Pablo II visita nuevamente Polonia y habla por primera vez de “la democracia” y de su Encíclica, Redemptor Hominis, donde recalca que el comunismo ateo “está en contra de la dignidad del hombre”.

Era la primera vez que se hablaba abiertamente de la democracia en el país, y dos años más tarde, en 1989, caía en la vieja Alemania el Muro de Berlín iniciándose una nueva época para Europa. Para Juan Pablo II “esto fue una confirmación, una prueba, de que sus pensamientos eran correctos”, concluyó Mons. Wesoly.

Etiquetas: San Juan Pablo II, Comunismo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios