30 de noviembre de 2017 7:46 pm

¿Qué ha cambiado en el mundo desde que Pablo VI publicó la Humanae Vitae?

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Pastillas anticonceptivas. Foto: Pixabay / Dominio público.
Imagen referencial / Pastillas anticonceptivas. Foto: Pixabay / Dominio público.

George Weigel, conocido apologeta católico e investigador del Centro de Ética y Políticas Públicas de Estados Unidos, advirtió que la “situación actual es mucho peor” en el mundo, que en los días en los que Pablo VI publicó su encíclica Humanae Vitae.

La Humanae Vitae, publicada en 1968, aborda los temas de la regulación de la natalidad, los anticonceptivos y el aborto.

En su encíclica, el Papa Pablo VI advertía sobre “el camino fácil y amplio” que abriría el uso de anticonceptivos “a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad”.

“Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas, acabase por perder el respeto a la mujer y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como simple instrumento de goce egoísta y no como a compañera, respetada y amada”, señaló.

En el documento, publicado hace casi medio siglo, Pablo VI llamaba también a reflexionar “sobre el arma peligrosa que de este modo se llegaría a poner en las manos de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales”.

En un artículo publicado en el sitio web First Things, Weigel, también autor de la biografía más conocida de San Juan Pablo II –Testigo de Esperanza–, destacó que en la Unión Europea, en 2014, la “tasa de fertilidad total”, el número promedio de hijos que tiene una mujer durante su etapa fértil, era de apenas 1,58, bastante menos de los 2,1 necesarios para mantener su población a través del tiempo.

“Por favor, noten que ningún país de la Unión Europea estaba en guerra. Tampoco fueron afectados por una plaga devastadora. Ni Europa sufrió un desastre natural como el del Vesubio o el Krakatoa. En otras palabras, ninguna de las causas del colapso que han reducido poblaciones a través de la historia había sucedido en la Unión Europea en 2014”.

Para Weigel, “desde un punto de vista estrictamente de ciencias sociales, uno es dirigido a la conclusión ineludible de que la infertilidad de Europa es autoinducida”, así como “deliberada y voluntaria, no aleatoria y accidental”.

Los anticonceptivos, dijo, están llevando a Europa al “olvido demográfico”.

En medio de su análisis, el experto indicó que la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma acogerá una serie de conferencias en estos meses, que son promocionadas como el primer estudio “interdisciplinario” que busca conmemorar los 50 años de la Humanae Vitae.

Weigel lamentó que entre los ponentes no figuran muchos “defensores de la enseñanza de Pablo VI en la Humanae Vitae”, entre ellas “una de las más brillantes analistas de la Iglesia sobre los impactos sociales y culturales de la anticoncepción, mi amiga Mary Eberstadt”.

Para Weigel, la ausencia de ponentes expertos en la defensa de la Humanae Vitae “sugiere que, o aquellos que prepararon esta serie de conferencias son lamentablemente ignorantes de lo que está sucediendo fuera de sus silos intelectuales”, o que estarían ocultando algo.

También te puede interesar:

Etiquetas: Aborto, Anticonceptivo, Pablo VI, Beato Pablo VI, Humanae Vitae, anticonceptivos, anticoncepción

Comentarios