18 de julio de 2016 12:05 pm

Proyecto Mater: Un oasis de ayuda para madres embarazadas

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Balbina Rojas, coordinadora del Proyecto Mater de la diócesis de Toledo (España). Foto: Martha Calderón.
Balbina Rojas, coordinadora del Proyecto Mater de la diócesis de Toledo (España). Foto: Martha Calderón.

María (seudónimo) no ha tenido una vida fácil. Tiene 32 años y tres hijos. Hace unos años, embarazada del segundo, ingresó en un centro de desintoxicación para drogodependientes ya que los servicios sociales le habían quitado la custodia temporal de su primera hija, por no estar en condiciones de hacerse cargo de ella.

Sin embargo, su voluntad y la ayuda del Proyecto Mater hizo que pudiera salir adelante. Ahora está rehabilitada y recibe ayuda de este organización dedicada a sostener madres en riesgo de abortar y exclusión social, que la diócesis de Toledo en España comenzó con motivo del Año de la Misericordia.

“Si no fuera por el Proyecto Mater no hubiera recuperado a mi hija. Ellos me han ayudado a tener vivienda, comida y lo básico. Les estoy realmente agradecida porque los servicios sociales saben que ellos me respaldan”, explica a ACI Prensa la madre que prefiere permanecer en el anonimato.

Aunque ella sabe que esta ayuda no es eterna sino “un empujón para salir adelante, sobre todo porque el padre de los niños está en la cárcel en otro país”, apunta.

Ahora está embarazada de su tercer hijo y su vida comienza a estabilizarse lejos de las drogas. “Cuando me quedé embarazada de mi tercer hijo sinceramente sí me plantee abortar. Las primeras personas a la que se lo dije fue a mi madre y a Balbi. Ella me felicitó por el nuevo hijo, me dijo que me ayudaría, que todo iría bien”.

“Sin Mater no hubiera podido. Me pregunto qué hubiera hecho si ellos no hubieran estado”, asegura.

Balbi, a la que se refiere la joven, es Balbina Rojas, la coordinadora del proyecto Mater, algo así como el “alma mater” de la iniciativa por la que solo en el primer año desde su inicio han pasado unas 150 mujeres con niños menores de un año y en riesgo de exclusión social o afectadas por el síndrome postaborto.

Rojas cuenta que esta iniciativa nació de la mano del Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez, que “puso en común las inquietudes de llevar a cabo un proyecto diocesano en el que se implicara los centros de orientación familiar, la delegación de familia y vida, el secretariado pastoral de la diócesis y por supuesto, también Cáritas”.

“Para las mamás que llegan es fundamentalmente un proceso de acompañamiento, acogida, de escucha, de atención… Intentamos hacer frente a las necesidades en todos los ámbitos que la mamá pueda demandar, también las de orden económico”, explica Balbina Rojas a ACI Prensa.

Esta iniciativa que nació unida al Año de la Misericordia y con un marcado acento pastoral. “El corazón del proyecto Mater es la capilla”, apunta y explica que las madres que participan del proyecto así como sus hijos son ofrecidos a la Virgen para que les ayude.

“Los voluntarios, psicólogos, sacerdotes que trabajamos en Mater compartimos la misericordia que recibimos de Dios escuchando, aconsejando, dando de comer comida material, comida espiritual”, explica Rojas.

El objetivo es que “las mamás puedan sanar y limpiar sus heridas, cuidarlas a ellas y a sus hijos el tiempo que sea necesario para que reciban ese calor, ese afecto, esa ternura que muchas necesitan. También ayudarlas a ver qué cosas hay que cambiar en su vida, que reorientar, con todos los medios que la Iglesia, en este caso la diócesis de Toledo, pone a su disposición”.

Casos como el de ‘María’ son frecuentes en Mater, por eso Balbina Rojas recuerda a otra madre que estaba decidida a abortar y finalmente siguió adelante con su embarazo y “en una ocasión ella me dijo que gracias a Mater había podido ver los hermosos ojos de su hijo”.

También recuerda el caso de otra madre cuyo hijo venía con una seria malformación “incompatible” con la vida. “La mamá decidió seguir con el embarazo porque si su hijo estaba luchando por la vida en el vientre, a pesar de las dificultades, ella también lucharía por la vida de su hijo”, recuerda.

El pequeño falleció dos horas después de nacer, “recibió el bautismo y fue algo que nos conmovió profundamente porque fuimos testigos del tremendo testimonio de vida y de lucha por la vida de la madre y del hijo”, resaltó.

Al Proyecto Mater también llegan muchas mujeres que son víctimas del aborto por las secuelas psicológicas que deja.

“Muchas de ellas a quien primero acuden es a un sacerdote y es muy importante recibir la gracia de la confesión y el perdón de ese pecado. Pero también es necesario que las acompañen nuestros psicólogos con terapias para que puedan superar esos hechos que las han dejado tan marcadas, dolidas y culpabilizadas”, concluye Rojas.

Más información sobre el Proyecto Mater AQUÍ.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios