17 de octubre de 2017 10:34 am

“Provocar un incendio es un gesto de grave inmoralidad”, advierten Obispos de Galicia

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Foto referencial. Foto: Pixabay. Dominio público.
Foto referencial. Foto: Pixabay. Dominio público.

Los Obispos de las Diócesis de Galicia han enviado una carta conjunta en la que lamentan las cuatro muertes causadas por los numerosos incendios forestales que han arrasado más de 4 hectáreas en la zona noroeste de España (Galicia, León y Asturias) y que según las autoridades podrían haber sido provocados.

“Los Obispos de Galicia queremos ma­ni­fes­tar a to­dos los que su­fren nues­tra solidaridad y so­li­ci­tud fra­ter­na. Compartimos ante todo el dolor de los que lloran a sus familiares y amigos que perdieron la vida y elevamos nuestra oración a Dios para que los acoja junto a sí”, aseguran en la carta Mons. Julián Barrio, Ar­zo­bis­po de San­tia­go de Compostela; Mons. Luis Quinteiro, Obis­po de Tui-Vigo; Mons. Alfonso Carrasco, Obis­po de Lugo; así como Mons. José Leo­nar­do Lemos, Obis­po de Ou­ren­se; y Luis Ángel de las Heras, Obis­po de Mon­do­ñe­do-Fe­rrol.

En la nota conjunta, los Obispos de Galicia aseguran que querrían una “experiencia de unidad, del com­par­tir es­fuer­zos, do­lo­res y an­gus­tias, la cer­ca­nía del amor fraterno” para que na­die se sien­ta solo en la ne­ce­si­dad.

Los Prelados agradecen también “tan­tos ges­tos de so­li­da­ri­dad de ami­gos y ve­ci­nos, que son un apo­yo im­pres­cin­di­ble para man­te­ner la es­pe­ran­za y el co­ra­je”.

Por eso los Obispos de la región aseguran que se unen “a los pue­blos y al­deas más afec­ta­das, unien­do nues­tra ora­ción a la suya, im­plo­ran­do de Dios el don de la for­ta­le­za y la con­fian­za”.

Condena de los incendios provocados

“Nos pa­re­ce im­pres­cin­di­ble igual­men­te con­de­nar con toda cla­ri­dad las ac­cio­nes de quien cau­sa vo­lun­ta­ria­men­te este tipo de in­cen­dios, que po­nen en ries­go la vida de per­so­nas y tam­bién da­ñan gra­ve e irres­pon­sa­ble­men­te el me­dio am­bien­te tan necesario para la vida”, aseguran en la carta.

E insisten en que “pro­vo­car un in­cen­dio es un ges­to de gra­ve in­mo­ra­li­dad, en el que la per­so­na pone de ma­ni­fies­to una ac­ti­tud ante los her­ma­nos y ante la naturaleza con­tra­ria al bien que­ri­do por Dios”.

Algo que aseguran que es “muy evi­den­te ante los su­fri­mien­tos que pa­de­ce hoy nues­tra po­bla­ción, y es­pe­cial­men­te ante el he­cho tris­tí­si­mo de quien ha muer­to a cau­sa de es­tos in­cen­dios”.

En la carta conjunta, los Obispos de Galicia también animan a “res­pe­tar la naturaleza y va­lo­rar­la, en su bon­dad, ar­mo­nía y equi­li­brio, como un don que re­ci­bi­mos y un le­ga­do que de­be­mos es­for­zar­nos por trans­mi­tir a las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras”.

“Al re­ci­bir de Dios el do­mi­nio so­bre el mun­do, el ser hu­mano ocu­pa su lu­gar en el pla­ne­ta como don y pri­vi­le­gio. Por eso tie­ne el de­ber de cul­ti­var el res­pe­to religioso por la in­te­gri­dad de la crea­ción”, apuntan.

Además subrayan que “la casa común” “es un prés­ta­mo que cada ge­ne­ra­ción re­ci­be y debe trans­mi­tir a la si­guien­te ge­ne­ra­ción. De ahí la enor­me res­pon­sa­bi­li­dad en cuan­to a su uso”.

Agradecimiento por el apoyo

Los Obispos de Galicia también han agradecido el apo­yo recibido por “las mi­les de per­so­nas im­pli­ca­das en el ope­ra­ti­vo de lu­cha con­tra el fue­go, los bom­be­ros, las fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do y los nu­me­ro­sos vo­lun­ta­rios, que se esfuerzan por sal­var vi­das, ali­viar da­ños y evi­tar la pér­di­da de per­so­nas y bie­nes, in­clu­so a cos­ta de can­san­cio y ries­gos per­so­na­les”.

Además los Prelados han mostrado su disponibilidad “para la aco­gi­da y la ayu­da in­con­di­cio­nal de cuan­tos la ne­ce­si­ten”.

También han pedido a Dios que ayude a toda la región “en es­tas cir­cuns­tan­cias di­fí­ci­les, es­pe­cial­men­te a quie­nes lu­chan con­tra el fue­go” y que Dios les conceda “saber es­tar y tra­ba­jar uni­dos para re­cu­pe­rar nues­tra tie­rra, que ve­mos hoy tan da­ña­da”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Incendio, casa común, Incendios forestales, Mons. Julián Barrio

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios