5 de enero de 2018 10:01 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 9 de enero de 2018 5:45 pm

Protagonista de La Pasión de Cristo: Necesitamos guerreros que lleven al mundo la fe

Jim Caviezel. Foto: Flickr Genevleve (CC BY 2.0)
Jim Caviezel. Foto: Flickr Genevleve (CC BY 2.0)

(ACI).- Jim Caviezel, el actor que protagonizó la película La Pasión de Cristo, afirmó que en estos tiempos se necesita católicos guerreros y arriesgados para llevar al mundo la fe.

Así lo indicó el 3 de enero, en un evento organizado por FOCUS, que reúne a jóvenes universitarios católicos en Chicago, Estados Unidos.

A los cerca de 8 mil estudiantes reunidos en Chicago, Caviezel dijo que “algunos de nosotros ahora, ustedes los conocen, abrazan un falso cristianismo, donde todo es felicidad”, cuando en realidad “hay mucho dolor y sufrimiento antes de la resurrección”.

“Su camino –continuó– no será diferente. Así que abracen su cruz y corran hacia su meta. Quiero que salgan a este mundo pagano y tengan el coraje de expresar allí, sin vergüenza, su fe en público”.

El protagonista de La Pasión de Cristo subrayó que “el mundo necesita guerreros orgullosos, animados por su fe. Guerreros como San Pablo o San Lucas, que arriesgaron sus nombres, sus reputaciones, para llevar al mundo su fe y su amor a Jesús”.

“Dios está llamando a cada uno de nosotros –a cada uno de ustedes– a hacer cosas grandes. Pero primero tienen que hacer el compromiso de rezar, ayudar, meditar las Sagradas Escrituras y tomar seriamente los santos sacramentos”.

El actor dijo además que desea que los jóvenes sean libres, “que se puedan liberar de sus debilidades y libres de la esclavitud del pecado. Esa es la libertad por la que vale la pena morir”.

“Cada uno de nosotros debe cargar su propia cruz. Ese es el precio de nuestra libertad”, aseguró.

Caviezel compartió con los jóvenes que sintió el deseo de ser actor a los 19 años: “Tenía una convicción, tenía un llamado”.

Tras recordar que uno de sus primeros papeles principales fue el de Edmond Dantes en el Conde de Montecristo, un hombre que es injustamente encarcelado, el actor resaltó que “Dios nos ama a cada uno personalmente. Está allí para nosotros, también en momentos de desesperanza”.

Poco después, prosiguió, “me llamó Mel Gibson, que quería que hiciera el rol de Jesucristo, a los 33 años. ¿Era una coincidencia? No lo creo, ¿Tu vida es una coincidencia, no lo creo?”

Luego narró que el papel del Señor Jesús le significó sufrimiento físico concreto: se dislocó el hombro en la cruz, le cayó un rayo cuando estaba en ella, y debió ser operado del corazón luego de cinco meses de sufrir de hipotermia. Todo esto, comentó, lo consideró “una penitencia” personal.

Caviezel también señaló que “cuando estuve arriba en la cruz comprendí que su sufrimiento fue nuestra redención. Recuerden que ningún siervo es más grande que el maestro”.

En estos tiempos, resaltó el actor, “alguno de ustedes puede sentirse miserable ahora, confundido, incierto sobre el futuro. Este no es momento para retroceder ni para rendirse”.

Finalmente, Jim Caviezel subrayó que “para llegar a Dios tenemos que vivir con el Espíritu Santo como su escudo y Cristo como su espada. ¡Que así puedan unirse a San Miguel y todos los ángeles para mandar a Lucifer y su horda directamente al infierno al que pertenecen!”

También te puede interesar:

Etiquetas: Cine, Fe, La Pasión de Cristo, Jim Caviezel, Católico, universitarios católicos

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App