La Diócesis de Ciudad Quesada, al norte de Costa Rica, informó que la parroquia de su jurisdicción fue profanada el miércoles 19 de octubre con la manipulación del sagrario, y el robo de hostias consagradas y varios objetos litúrgicos.

“En horas de la madrugada, colaboradores de la Parroquia Santa Rosa de Lima, Pocosol, se percataron del robo del equipo de sonido, vasos sagrados y una custodia”, indica el comunicado diocesano publicado el 19 de octubre.

“Asimismo, el sagrario del templo fue forzado y se llevaron hostias consagradas”.

El párroco, P. Geison Gerardo Ortiz Marín, realizará un acto de desagravio, que consiste en una oración de reparación, el sábado 22 de octubre en la parroquia.

La diócesis informó que el miércoles se interpuso la denuncia ante las autoridades del Organismo de Investigación Judicial.

“Confiados en Dios todopoderoso y a la intercesión de la Virgen Santísima, nos mantenemos unidos en oración”, concluye el comunicado.

Más en América

En declaraciones a ACI Prensa, el P. Ortiz dijo que estas “circunstancias que golpean no son fáciles de digerir, porque golpean la fe y la seguridad que se cree tener”.

“Considero que después de tales acontecimientos ninguna comunidad vuelve a ser la misma. Esto nos pone alerta y exige de todos un mayor compromiso en la evangelización, pues todos somos dignos de misericordia”, comentó.

Al P. Ortiz se le conoce local e internacionalmente por trabajar 3 o 4 días a la semana como panadero en su comunidad parroquial, con el fin de recaudar fondos destinados a obras de caridad.

El presbítero aseguró que la “comunidad se recuperará porque lo material es recuperable”. No obstante, dijo que lo que “más nos ha golpeado a todos ha sido el no saber y no encontrar ninguna de las sagradas hostias”.

“Aunque esto deja un sinsabor, confiamos en la bondad de Dios y pedimos la conversión de aquellos que tuvieron la osadía de ingresar al templo y de causar el robo cometido. Ruego a Dios y pido a los fieles que no dejemos de orar por todos los involucrados en dicho delito”, continuó.

El P. Ortiz comentó que este jueves 20 de octubre todas las comunidades que conforman la parroquia participarán de una Hora Santa “en desagravio por las ofensas en contra de Jesús Sacramentado”.

(El artículo continúa después)

“Y el sábado haremos el acto de Reparación en Misa solemne a las 3:30 p.m. junto a la comunidad”, agregó.

Finalmente, el P. Ortiz recordó que el “amor de Dios es mucho más grande que los delitos cometidos”.