9 de agosto de 2019 9:06 pm

Profanan histórica iglesia en Canadá con filmación de danza homosexual

Redacción ACI Prensa

Iglesia de San Pedro Apóstol, en Montreal / Crédito: Kenneth C. Zirkel - Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)
Iglesia de San Pedro Apóstol, en Montreal / Crédito: Kenneth C. Zirkel - Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

Una histórica iglesia católica en Montreal (Canadá), fue profanada con la filmación de una danza erótica realizada por dos bailarines homosexuales. La situación obligó a la Arquidiócesis a desarrollar nuevos protocolos para evitar el uso indebido de los espacios sagrados.

La danza sacrílega se realizó en la iglesia St. Peter the Apostle Catholic Church bajo la dirección del artista, ex intérprete del Cirque Du Soleil y activista homosexual Matthew Richardson. La producción se basó en la interpretación del “Hallelujah” de Leonard Cohen, fue publicada en mayo, pero se viralizó en redes sociales en agosto de 2019.

En una entrevista con San Diego Gay & Lesbian News, Richardson explicó que recibió permiso formal de la parroquia para su actuación. 

“Honestamente, solo fui a la iglesia, pregunté con quién podía hablar sobre la idea y luego propuse lo que tenía en mente. Me dieron la bienvenida, a mi mensaje y a nuestra creación con los brazos abiertos”, dijo.

A través de un Facebook Live, Richardson dio más detalles sobre las facilidades que le otorgó un representante no identificado de la parroquia.

El 7 de agosto, el medio católico canadiense The Catholic Register informó que la Arquidiócesis de Montreal no tuvo conocimiento del acto sacrílego hasta mucho después.

“Desafortunadamente, nos dimos cuenta después del hecho”, dijo Erika Jacinto, directora de comunicaciones de la Arquidiócesis de Montreal. 

Según el medio de comunicación, este incidente llevó a la arquidiócesis a fortalecer su protocolo para aprobar cualquier filmación dentro de las iglesias. Asimismo, señaló que la producción “probablemente no” hubiera sido aprobada bajo los nuevos protocolos.

Entre los protocolos nuevos, ahora se exige presentar el guion completo de la grabación, detalles de la escena realizada en la ubicación de la iglesia y la aprobación del párroco.

La producción no debe tener “nada contra la Iglesia; nada de naturaleza pornográfica; no será una película de terror; los lugares no se utilizarán para otros fines (por ejemplo, usar un confesionario para una entrevista, y no se realizarán matrimonios del mismo sexo, funerales extraños, etc.”.

“El santuario es la ubicación del altar en todas las iglesias y del tabernáculo en la mayoría. Como tal, se considera espacio sagrado y no se puede usar de la manera de un espacio público simple”, dijo Jacinto.

Además, citó el Código de Derecho Canónico que indica: “En un lugar sagrado solo puede admitirse aquello que favorece el ejercicio y el fomento del culto, de la piedad y de la religión, y se prohíbe lo que no esté en consonancia con la santidad del lugar. Sin embargo, el Ordinario puede permitir, en casos concretos, otros usos, siempre que no sean contrarios a la santidad del lugar”.

“En este caso particular, la parroquia no solicitó permiso y, por lo tanto, no sabíamos que este tipo de producción fue aprobada”, confirmó la directora. 

El P. John Zuhlsdorf, un popular bloguero, criticó lo sucedido en una publicación del 2 agosto. 

“Por mi parte, considero que es una profanación de esa iglesia y la celebración de algo demoníaco”, escribió.

Etiquetas: lobby gay, homosexuales, Ideología de Género, Sacrilegio, homosexualidad, Canadá, Homosexual, Profanación a iglesia, Profanación, lobby LGTB, baile

Comentarios