El presidente de Malta, George Vella, dijo que renunciaría a su cargo en señal de protesta si el Congreso aprueba una controvertida enmienda que podría abrir las puertas al aborto legal en su país.

La propuesta legislativa fue planteada por el Poder Ejecutivo, liderado por el primer ministro maltés Robert Abela. 

En Malta las funciones de su presidente son protocolares y de representación del Estado, similar a Gran Bretaña.

Según fuente del diario Times of Malta, a Vella, médico de profesión, “le preocupa que el cambio propuesto permita el aborto cuando se considera que la salud de una mujer, en lugar de su vida, está en riesgo”.

En Malta el aborto es ilegal, pero los médicos pueden intervenir en los casos en que se cree que seguir con el embarazo representa una amenaza a la vida de la madre. En tales casos, los médicos pueden actuar para salvar su vida, incluso si esto resulta en la muerte no deseada del niño.

Sin embargo, el proyecto de ley, presentado a principios de la semana pasada, propone una enmienda para legalizar el aborto en los casos en que una mujer embarazada tiene complicaciones médicas que “pueden” poner su “salud en grave peligro”.

Más en América

“Esta terminología es muy vaga y ha llevado a la introducción del aborto a pedido en numerosos países, como en el Reino Unido desde 1967. Esto se debe a la definición holística de la palabra ‘salud', que abarca la salud mental y el bienestar”, dijo Doctors for Life el 1 de diciembre.  

“Doctors for Life insta encarecidamente al gobierno a no confundir el aborto con la atención psiquiátrica o el apoyo comunitario”, continuó el grupo provida.

La semana pasada, más de 80 académicos malteses advirtieron que la enmienda propuesta por el gobierno “abre la puerta al aborto legal” e instaron al gobierno a adoptar una ley que reconozca el derecho a la vida tanto de la madre como del niño

Los académicos propusieron una “Cláusula de Expertos”, una modificación de la redacción de la ley, para que esta se limite a la política actual en la que los médicos siempre buscan salvar la vida de la madre y del niño por nacer.

Hasta la fecha más de 450 médicos han respaldado la propuesta alternativa y lleva la firma de más de 20 mil personas.

La semana pasada, el Parlamento aprobó la primera lectura del controvertido proyecto de ley y la votación final podría ocurrir antes del 19 de diciembre.

(El artículo continúa después)

Para convertirse en ley, el proyecto debe pasar tres lecturas y luego recibir la firma del presidente Vella.

El pequeño país europeo ha resistido durante años la presión internacional para legalizar el aborto. Los abortos son ilegales en casi todos los casos en Polonia, pero Malta es el único país europeo que protege completamente del aborto a los bebés por nacer.