3 de octubre de 2014 - 4:03 AM

Posible milagro abriría camino a canonización del Beato Jerzy Popieluszko, mártir de Polonia

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Jerzy Popieluszko. Foto: Dominio Público
Jerzy Popieluszko. Foto: Dominio Público

Mons. Michel Santier, Obispo de Crétiel (Francia) anunció la apertura de la investigación de un posible milagro que abriría el camino para la canonización del Beato Jerzy Popieluszko, sacerdote polaco asesinado por el régimen comunista en 1984. Se trata de la repentina curación de un hombre a punto de morir a causa de un cáncer en un hospital francés.

El anuncio fue hecho durante una misa celebrada en el monasterio de la Anunciación de Thiais, en el departamento francés de Val-de-Marne. Al respecto, el Obispo dijo a Radio Vaticano que “uno siempre es demasiado pequeño para una gracia así; ante el paso de Dios, uno se siente pequeño”. El Prelado había confiado su diócesis precisamente a la intercesión del mártir polaco durante un viaje a Polonia, un año antes de esta curación, el 14 de septiembre de 2012.

La curación ocurrió en el hospital Albert-Chenevier, en un hombre que tenía un cáncer. Según el Obispo de Créteil, “los médicos habían decidido suspender el tratamiento y le habían dicho a su esposa que era el final. Ella ya había comenzado a preparar el funeral”, pero una hermana polaca de la capellanía del hospital la convenció para que acudiera a un sacerdote.

“El Padre Bernard Brien, que acababa de ser ordenado sacerdote en “vocación tardía” y había nacido el mismo día que el mártir polaco (el 14 de septiembre de 1947), le dio el sacramento de los enfermos y terminó sacando una imagen del padre Popieluzko. Rezó, se dirigió al Señor diciendo: “Hoy es nuestro cumpleaños. Tienes que hacer algo, es el momento de intervenir”.

En unos instantes, el moribundo abrió los ojos. A la mañana siguiente, la hermana fue a visitarlo; vio que no estaba en su cama y creyó que había fallecido. Después le vio de pie caminando. El informe de los médicos constató que ya no tenía células cancerígenas”, relata el Prelado.

Corresponde al Ordinario del lugar, en este caso el obispo de Créteil, anunciar oficialmente la apertura de la investigación para la canonización del padre Popieluszko. “La hermana polaca estaba muy contenta, fue ella quien informó a Varsovia”, recuerda Mons. Santier.

El Cardenal Nisz, arzobispo de Varsovia informó a la Congregación de los Santos y el 20 de septiembre se abrió la investigación para reconocer la presunta curación milagrosa y la congregación instruirá y hará la presentación al Papa, que tomará la decisión definitiva. Después, si se reconoce esta curación, se iniciará el proceso de canonización del padre Popieluszko".

El Padre Popieluszko nació el 14 de septiembre de 1947. Los sermones de Popie?uszko eran normalmente transmitidos por Radio Free Europe, con lo cual se volvió famoso en toda Polonia por su postura crítica ante el régimen comnista. La policía secreta polaca trató de silenciarlo e intimidarlo. Cuando estas técnicas no funcionaron, fabricaron evidencia contra él y lo arrestaron 1983, pero fue pronto liberado por la intervención del clero.

El régimen comunista tramó un accidente automovilístico para asesinarlo el 13 de octubre de 1984, pero logró escapar con vida. El plan alternativo era el secuestro y éste se realizó una semana después, el 19, siendo golpeado por tres oficiales. Todavía con vida fue lanzado al interior del Reservorio del río Vístula, cerca de W?oc?awek, atandole un saco con piedras en su interior para que su cuerpo no flotara. Sus restos fueron recuperados el 30 de octubre.

Las noticias del asesinato político causaron una conmoción en toda Polonia y los asesinos y uno de sus superiores fueron condenados por el crimen. Más de 250 mil personas asistieron al funeral del sacerdote, incluyendo a Lech Wa??sa, el 3 de noviembre de 1984.

Fue beatificado el 6 de junio de 2010 en Varsovia, en una multitudinaria Misa concelebrada por 100 obispos y más de 1500 sacerdotes.

"El padre Popieluszko es beatificado como ejemplo de la defensa de derechos y de la dignidad humana, también como modelo del diálogo y reconciliación", dijo en aquella oportunidad el Arzobispo de Varsovia, Mons. Kazimierz Nycz.

La actitud de lucha del Padre Popieluszko y su gran capacidad de influir en los fieles desde su parroquia de Varsovia acabó con la paciencia del régimen, que ordenó su secuestro y asesinato en octubre de 1984.

El 6 de junio de 2010 y desde Chipre, el Papa Benedicto XVI dijo, durante el rezo del Ángelus, que "su celoso servicio y su martirio son un signo especial de la victoria del bien sobre el mal. Que su ejemplo y su intercesión nutran el celo de los sacerdotes y que encienda en los fieles el amor".

Etiquetas: Beatos, Canonización, Polonia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios