14 de febrero de 2019 5:14 pm

¿Por qué en Uruguay solo el 38% se considera católico?

Redacción ACI Prensa

Bandera de Uruguay. Foto: Flickr Renzo Olivieri (CC BY-NC-ND 2.0)
Bandera de Uruguay. Foto: Flickr Renzo Olivieri (CC BY-NC-ND 2.0)

Una reciente encuesta reveló que en Uruguay solo el 38% de la población se considera católica, un porcentaje que contrasta con el resto de países de América, donde la mayoría afirma profesar el catolicismo.

El estudio, divulgado en enero, fue realizado por Opción Consultores de Uruguay. El Monitor Telefónico de Opinión Pública tomó una muestra de 798 personas de 18 años a nivel nacional, con un “margen de error máximo es de +/- 3.5% para un nivel de confianza de 95%”.

Según el monitor, realizado entre noviembre y diciembre de 2018, el 38% afirma que es católico, el 10 % sigue otra confesión cristiana, el 9% profesa otras religiones, el 21% es ateo o agnóstico, y el 17% se percibe “creyente” pero sin seguir religión alguna.

Además, señala la religiosidad aumenta con la edad. El 50% de las personas de 60 años o más dicen ser católicas, pero esta cifra disminuye al 28% en la población de entre 18 y 34 años.

Asimismo, el 38% de los católicos consideran “muy importante” la religión. El porcentaje
sube en los cristianos no católicos (61%) y en quienes practican una religión diferente a la cristiana (73%).

Según la encuesta, el 10% de los católicos asiste a la iglesia semanalmente, el
porcentaje sube a 43% en los fieles de otras confesiones cristianas, y a 55% en
los creyentes de otras religiones.

En declaraciones a ACI Prensa, el director del Instituto de Sociedad y Religión de la Universidad Católica del Uruguay, Néstor Da Costa, señaló que los resultados muestran que
“estamos en un país atípico en América Latina en cuanto a lo religioso”.

En ese sentido, el bajo porcentaje de fieles se puede deber al “proyecto político” que se dio en el país hace cien años y que separó a la Iglesia del Estado, pero con el fin de “erradicar
la religión de la escena pública al ser vista como una cosa oscurantista”.

Este cambio político implicó, por ejemplo, que hasta el día de hoy Uruguay no celebra oficialmente la Navidad, sino el “Día de la Familia”; el 6 de enero no es la Fiesta de Reyes
sino el “Día de los Niños”; y la Semana Santa es la “Semana de Turismo”.

“También hubo el cambio de nombre en una cantidad de poblaciones, como 30 pueblos, que pasaron de nombres de santos a nombres seculares”, agregó el sociólogo.

Da Costa, especializado en sociología de la religión, señaló que desde principios del siglo XX “se estableció como una ‘cultura’ laica muy fuerte, sin embargo, la actitud frente
a lo religioso ha ido cambiando y son pocos los sectores que aún quieren que lo religioso no aparezca”.

Según el sociólogo, el principal desafío de la Iglesia Católica en Uruguay es “encontrar el lugar desde donde dialogar”.

Desde el punto de vista legal, Da Costa sostuvo que el sistema uruguayo “es muy protector de la confesión religiosa, entonces nada impide a un católico ser católico… el límite
es más bien cultural, donde solían ser ‘mal vistos’”.

“Yo creo que la Iglesia Católica en Uruguay tiene la oportunidad de dialogar con una sociedad tempranamente secularizada. La clave es saber cómo se posiciona frente a esta
secularización que no tiene retorno y que es la tendencia en todo el mundo”, concluyó.

Etiquetas: Uruguay, Laicismo, Encuestas, católicos en Uruguay

Comentarios