5 de mayo de 2021 - 11:18 AM

Policía intentó cancelar Misa de Primera Comunión en Argentina

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público).
Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público).

En el contexto de las restricciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus, la policía de Buenos Aires (Argentina) interrumpió una Misa de Primera Comunión que se realizaba al aire libre en la localidad de Adrogué; sin embargo, tras una conversación del sacerdote con los agentes, el oficio concluyó como estaba planificado.

El pasado 1 de mayo, el párroco de Corpus Christi P. Guillermo Robles, celebraba una Misa con motivo de la Primera Comunión de 10 niños de un colegio del sector.

Un video difundido en redes sociales muestra a dos policías que se acercan hacia la tarima donde estaba preparado el altar en el momento en que se entonaba el Santo.

Ellos subieron a conversar con el P. Robles quien, ante la desaprobación de los fieles, dijo en voz alta: “Vamos a hablar tranquilamente porque la ley que sacó (el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel) Kicillof, dice el 30% del lugar donde uno se puede reunir. Acá entran 400 personas y con 120, sería el 30%”.

“La ley que salió, yo la vi, en el diario: 30% del lugar de capacidad”, reiteró el sacerdote en referencia a la publicación

En Argentina hay 3.021.179 contagios y casi 64.792 fallecidos por coronavirus.

El P. Robles explicó a TN.como.ar que luego de conversar con los policías, continuó con la celebración. “La cosa terminó bien. La Misa siguió y los chicos tomaron su comunión. La gente se fue media hora después que ellos, una vez que terminamos la Misa. Ellos (los policías) estaban en la puerta”, precisó.

“Yo iba a seguir con la Misa igual. No es un show. Una vez que empieza tenés que terminarla. No es de patotero, es que estoy celebrando a Cristo y Cristo es más importante que ellos y que yo”, agregó el P. Robles.

El sacerdote explicó que el lugar donde se realizó la celebración es “un predio de la parroquia, un campo de deportes privado con una capacidad para 400 a 500 personas” y el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) “que bajé de internet da la posibilidad para utilizarlo en una ceremonia religiosa con un 30% de aforo”, aseguró.

El P. Robles explicó que antes, durante y después de la Misa se cumplieron los protocolos sanitarios.

El sacerdote también explicó que los 10 niños que hicieron su Primera Comunión son de un colegio cercano.

“El año pasado les dijeron que no podían tomar la Comunión. Yo fui a confesar a esa escuela y las mamás me pidieron ayuda. Los chicos no pueden ser dejados de lado cuando la Iglesia dice que hay que estar al lado de los más vulnerables. Me lo pidieron las madres y no iba a decirles que no”, sostuvo.

El hecho sucedió en el contexto del aumento de casos por coronavirus, lo que obligó a las autoridades civiles a tomar nuevas medidas restrictivas.

Por su parte, la Diócesis de Lomas de Zamora, a donde pertenece la parroquia, publicó el 3 de mayo las disposiciones vigentes hasta el 21 de mayo.

Respecto a las celebraciones religiosas al aire libre, la carta precisa que las Misas, Bautismos y Confesiones deben ser con un aforo máximo de 10 personas. Los participantes deben permanecer siempre con el tapabocas, desinfectarse las manos, tomarse la temperatura, mantener la distancia física de dos metros, entre otras indicaciones.

Los fieles están dispensados del precepto dominical “buscando en la medida de lo posible participar de la Celebración Eucarística a través de los medios virtuales”.

En el protocolo anterior, con vigencia entre el 16 y el 31 de abril, se precisaba que las celebraciones religiosas al aire libre como las Misas, Bautismos y Confesiones no debían exceder las 20 personas. 

El 30 de abril se publicaron las nuevas disposiciones en el diario oficial, vigentes hasta el 21 de mayo, que describe “la reducción al 30% de aforo en comercios y locales gastronómicos”.

Además de “la suspensión de la práctica de actividades deportivas en lugares cerrados, de actividades de casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas; la suspensión de reuniones sociales en domicilios particulares y la realización de todo tipo de eventos sociales, culturales, religiosos y recreativos en lugares cerrados que impliquen la concurrencia de personas”, describe el texto.

El 4 de mayo, el Consejo Argentino para la Libertad Religiosa (Calir) exhortó al Congreso de la Nación a “asumir su responsabilidad indelegable de garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos, comenzando por la libertad religiosa”.

Asimismo, “a las autoridades de todos los niveles a evitar prohibiciones o restricciones innecesarias e inconsultas y que exceden sus propias atribuciones; y a los ciudadanos y a las confesiones religiosas a defender con prudencia pero con firmeza sus propios derechos y los de aquellos que no tienen los medios para hacerlo pero sufren los excesos” denunciados.

Etiquetas: Argentina, Misa, Buenos Aires, Policía, suspensión, Diócesis de Lomas de Zamora, covid19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios