7 de octubre de 2015 6:04 pm

Polémica en Chile: ¿Es el aborto una violación a los Derechos Humanos?

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

“Aborto es tortura, muerte y desaparición”; con esta frase que acompaña una foto de los desaparecidos durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, la agrupación InformAborto lanzó una nueva campaña para concientizar a la población de que esta práctica –que significa la muerte de un no nacido-, es una violación de los derechos humanos comparable con las cometidas por el régimen de los años 70s y 80s.

La iniciativa, graficada en gigantografías ubicadas en una carretera que conecta a Santiago con la costa, encendió de inmediato la polémica en las redes sociales y también en el Gobierno.

“Me parece monstruoso que se pretenda comparar un proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales muy específicas, con la tortura y las violaciones a los derechos humanos”, dijo el vocero de gobierno, Marcelo Díaz al diario La Tercera.

Relación “aborto - violación de derechos humanos”

Ante esto, Patricia Gonelle, Directora ejecutiva de la Corporación Maternitas, explicó a ACI Prensa que el derecho a la vida está consagrado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969, conocido como el pacto de San José, que en el capítulo 2, artículo 4, señala que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

En ese sentido, señaló que la Constitución de Chile no puede consignar “el derecho a la vida y al mismo tiempo el derecho al aborto”. Los promotores del aborto quieren “probar que el hijo en gestación no es un ser humano” y por consiguiente persona, cuando “en Chile la jurisdicción dice que es persona todo individuo de la especie humana”, indicó.

Recordó que en la época de la esclavitud los traficantes justificaban sus acciones al decir “que los esclavos eran seres humanos pero no personas”. “Lo mismo hizo Hitler con los judíos, que decía que eran seres humanos pero no personas”, advirtió.

Por su parte, Francisco Subercaseaux, vocero de InformAborto indicó que “un niño abortado es un ser humano que se desmembra, sin anestesia. Es un ser indefenso en gestación al que se le tortura hasta la muerte y después se entrega el cuerpo a un tercero para hacerlo desaparecer. La foto del Estadio Nacional –usado en 1973 por Pinochet como centro de torturas– evoca una realidad dolorosa; pero un niño abortado en nada se diferencia de una persona detenida, torturada y desaparecida”.

En ese sentido, Subercaseaux dijo que no puede “tolerar” una ley anti-vida porque fue “criado en un ambiente de lucha por los derechos humanos”, teniendo como ejemplo a su padre Juan Subercaseaux, reconocido abogado defensor de la causa, que en 2004 logró el desafuero de Augusto Pinochet.

“El que no protege a un niño indefenso e inocente en el vientre de su madre, quien no salvaguarda el derecho de cada mujer de Chile a tener un embarazo y una maternidad con ayuda del Estado y quien quiere quitarles a los hombres su paternidad, que no se declare después defensor de los Derechos Humanos”, expresó Subercaseaux.

Rosana Landaluce, también de la organización InformAborto, dijo: “aplaudimos la creación de la Subsecretaría de Derechos Humanos –que está en trámite de ratificación en el Senado–; sin embargo, no podemos creer la incoherencia gigantesca que hay entre la creación de este organismo y la instauración del aborto por cualquier causal en Chile”.

“¿Cómo se logra dividir así los derechos humanos? ¿Hay derechos humanos para algunos y para otros no? No tiene ningún sentido. Sobre todo si consideramos que en Chile hay necesidades extremas en educación y salud, por ejemplo. ¿Por qué el aborto es prioridad para el Gobierno? ¿Qué negociado gigantesco habría detrás?”, cuestionó Landaluce.

Por su parte el P. Andrés Moro, Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, dijo que entiende que la campaña busca “provocar un punto de discusión, trabajar la reflexión más profunda de que todo ser humano tiene derecho a la vida”.

En este sentido afirmó que “la Iglesia ha mostrado un camino, no por buscar créditos políticos o sociales, sino ante todo por ser fiel al Evangelio. Por eso, la Iglesia ayer defendió los Derechos Humanos y hoy sigue defendiendo a los más débiles y pobres. En un momento fueron los perseguidos, torturados y asesinados por el gobierno militar y hoy son tantas personas que no lo pasan bien”.

Agregó que Chile vive en “un aborto permanente hoy” dadas las precarias condiciones de habitabilidad, remuneraciones, violencia intrafamiliar y educación. Por eso, “como cristianos, además del rechazo profundo y permanente a una ley de aborto, también se nos pide plantear con la misma firmeza otros Derechos Humanos que hoy son vulnerados en Chile y que lamentablemente pareciera que no todos los católicos tenemos la misma mirada de reclamo y de denuncia”.

¿En qué está la discusión del aborto en Chile?

Este 7 de octubre se inició la discusión de este proyecto en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados de Chile, en donde los parlamentarios acordaron los nombres de los expertos que invitarán a las próximas sesiones antes de tomar una decisión.

Esto luego de que la iniciativa legal fuera aprobada en la segunda etapa de su proceso legislativo en la Comisión de Salud. 

Los diputados de la Democracia Cristiana (DC) expresaron en conjunto que no permitirán presiones del Ejecutivo respecto a realizar una votación pronta del proyecto. “Eso no significa alargar hasta el infinito la tramitación, pero nosotros debiéramos pedirle con mucha claridad al Gobierno que no nos apure con las urgencias y que nos tomemos el tiempo necesario”, afirmó el diputado Fuad Chahín de la Democracia Cristiana.

Etiquetas: Aborto, Chile, Derechos humanos, Aborto Chile, Aborto en Chile

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios