28 de abril de 2020 - 4:59 PM

Parroquia acoge a bolivianos impedidos de volver a su país por cierre de fronteras

Redacción ACI Prensa

Bolivianos en Parroquia de La Santa Cruz. Crédito: Facebook José Francisco Yuraseck SJ.
Bolivianos en Parroquia de La Santa Cruz. Crédito: Facebook José Francisco Yuraseck SJ.

La Parroquia de La Santa Cruz en Santiago de Chile, acogió a 65 bolivianos impedidos de volver a su país por el cierre de fronteras.

Fue el martes 22 de abril cuando la comunidad parroquial en coordinación con el Servicio Jesuita a Migrantes, el Hogar de Cristo y la municipalidad de Estación Central habilitaron la iglesia con camas.

El grupo compuesto por hombres, mujeres, cuatro ancianos y un niño de 3 años de edad se encontraban en el país trabajando como temporeros en la zona central, cosecha de temporada, cuando el gobierno de Jeanine Áñez, declaró el 25 de marzo estado de emergencia y el cierre de sus fronteras por el COVID-19.

El director del Servicio Jesuita a Migrantes, José Tomás Vicuña (38), explicó que los “hombres y mujeres que estaban trabajando en distintos campos de la zona central de Chile quedaron en calle cuando no pudieron subirse a un bus que los trasladara desde Santiago al norte del país, y de ahí a Bolivia”.

Las instituciones en forma coordinada les entregan un techo, alimentación “para que puedan esperar el retorno a su país de la mejor manera posible. Si hay algo que ha despertado el virus es la necesidad de unirnos, porque de ésta nadie se salva solo”, aseguró Vicuña.

En tanto, el párroco de La Santa Cruz, P. Pedro Labrín, manifestó que “los temporeros extranjeros, bolivianos, en este caso, quedan desamparados después de haber cumplido sus labores, impedidos de regresar a su patria y nos hacen ver una realidad que nos cuesta reconocer, la desigualdad social, que es una herida abierta de Chile”.

“Hemos naturalizado como sociedad durante mucho tiempo una ceguera para reconocer la dignidad de quienes sostienen los servicios que consumimos. Lo que vivimos hoy en la Parroquia de la Santa Cruz es una muestra de eso”, agregó.

En un texto aclaratorio y ante el posible cuestionamiento del barrio donde se inserta la iglesia, el P. Labrín expresó que “los albergados no provienen de cités con brote de coronavirus, proveniente de otras comunas. Su presencia no supone ningún riesgo de contagio en el sector parroquial”.

La parroquia, una de las primeras en abrir sus puertas al plan de invierno para personas sintecho en 2019, “no es un hostal sanitario para recluir a personas contagiadas. Sí es una respuesta humanitaria y ética que nos enorgullece poder ofrecer”, aclaró el sacerdote.

Esta iniciativa, que se suma a la mantención del comedor San Alberto Hurtado, incrementa los gastos parroquiales por lo que es necesaria la colaboración para los gastos de luz, agua, alimentación y otros que surjan durante la permanencia de los inmigrantes. 

Datos de la cuenta:

Parroquia Santa Cruz
Banco Santander
Cuenta Corriente 70946769
Rut: 70.021.530-k
Mail: [email protected]
Asunto: Albergue Humanitario Pandemia

En una situación aún más dramática se mantendría un grupo de bolivianos que lleva tres noches pernoctando fuera del consulado de Bolivia en Chile sin solución alguna respecto a su regreso al país.

Etiquetas: Chile, Bolivia, inmigrantes, Parroquia, temporeros, trabajo informal

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios