18 de marzo de 2020 - 1:21 PM

Papa llama a obispo de una de las diócesis más golpeadas por coronavirus

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco llamó en la mañana de este miércoles 18 de marzo al Obispo de Bérgamo (en el norte de Italia), Mons. Francesco Beschi, para transmitirle su cercanía y afecto a los fieles de la diócesis, que es duramente golpeada por la epidemia de coronavirus COVID-19.

En esta diócesis han fallecido desde el inicio de la crisis sanitaria 6 sacerdotes.

En su llamada, transcrita por el mismo Obispo en la página web de la diócesis, el Papa se interesó por la situación de los fieles de la diócesis y mostró su preocupación por la evolución de la epidemia. El Santo Padre pidió al Obispo que traslade su cercanía a los enfermos y a las familias confinadas.

Asimismo, mostró su satisfacción por la labor pastoral que siguen realizando tantos sacerdotes para mantener cercanía con las familias, los ancianos y los niños.

Las últimas cifras de contagios facilitadas por el gobierno italiano, del 18 de marzo a las 18,00 (hora local) señalan que los positivos en Italia desde el inicio de la epidemia son de 28.710 y las cifras de fallecidos alcanzan ya las 2.978 personas.

En la región de Lombardía, a la que pertenece Bérgamo, se han producido un total de 17.713 contagiados desde el inicio y han fallecido 1.959 personas.

Por su interés, reproducimos el texto íntegro del resumen de la llamada del Papa Francisco:

“Esta mañana, miércoles 18 de marzo, me ha llamado al teléfono el Papa Francisco”.

“El Santo Padre estuvo muy afectuoso, manifestando su paterna cercanía a mí, a los sacerdotes, a los enfermos, a aquellos que cuidan a toda nuestra comunidad. Ha querido preguntar detalles de la situación que se está viviendo en Bérgamo está viviendo, sobre la cual estaba muy informado”.

“Quedó muy afectado por el sufrimiento por los muchísimos difuntos y por el aislamiento en que las familias se ven obligadas a vivir de este modo tan doloroso”.

“Me ha pedido que lleve a todos y a cada uno su bendición reconfortante y portadora de gracia, de luz y de fuerza. De modo particular, me ha pedido que haga llegar su cercanía a los enfermos y a todos aquellos que de diverso modo están prodigándose de forma heroica por el bien de los demás: médicos, enfermeros, autoridad civil y sanitaria, fuerzas del orden”.

“Expresó un sentimiento de profunda complacencia hacia nosotros sacerdotes, afectados por el número de muertos y hospitalizados, pero también impresionado de forma positiva por la fantasía pastoral con la cual se han inventado formas posibles de cercanía a las familias, a los ancianos y a los niños, signo de cercanía a Dios”.

“El Papa Francisco prometió que nos lleva en el corazón y en sus oraciones diarias”.

“Este gesto suyo tan delicado de preocupación y su bendición han sido un eco, una continuación, una realización concreta para mí, y estoy convencido de que para toda la diócesis, y de cada una de aquellas caricias que nuestro santo Juan XXIII que ayer hemos invocado en la súplica, y que la naturaleza, con los primeros brotes de la primavera, nos está enviando”.

Etiquetas: Vaticano, Italia, Papa Francisco, Coronavirus, Covid-19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios