La Santa Sede informó este viernes que el Papa Francisco aceptó la renuncia del profesor Gian Piero Milano como promotor de justicia del Estado de la Ciudad del Vaticano y nombró como sucesor a Alessandro Diddi, profesor de Derecho Procesal Penal en la Universidad de Calabria (Italia).

Asimismo, el Pontífice nombró promotor de justicia adjunto a Settimio Carmignani Caridi, profesor de Derecho Canónico y Eclesiástico en la Universidad de estudios de Roma Tor Vergata, y profesor de Derecho Vaticano en la Scuola di Diritto Vaticano de la LUMSA.

Milano cumplirá 75 años en noviembre y ejerció el cargo de promotor de justicia del Vaticano desde octubre de 2013.

Durante su periodo dirigió las investigaciones que llevaron a los dos juicios de “Vatileaks” y el enjuiciamiento de un sacerdote y exdiplomático de la Santa Sede por posesión y distribución de pornografía infantil, entre otros casos.

Por su parte, Alessandro Diddi fue fiscal adjunto del Vaticano desde 2015 y es el investigador principal del juicio financiero que involucra al Cardenal Angelo Becciu y otras nueve personas. También tiene experiencia como abogado defensor penal en Roma.