14 de abril de 2020 - 8:05 AM

Se hacen pasar por el Papa y engañan a religiosa que cuida a enfermos con coronavirus

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Foto: Flickr de David Jones (CC-BY-2.0)
Imagen referencial. Foto: Flickr de David Jones (CC-BY-2.0)

La médico y religiosa Angel Bipendu, miembro de las Hermanas del Redentor y que combate la epidemia de coronavirus en la ciudad italiana de Bérgamo, ha denunciado haber sido víctima de una broma pesada cuando un desconocido la llamó por teléfono haciéndose pasar por el Papa Francisco.

La hermana Bipendu difundió el lunes 13 de abril la noticia de que el Sábado Santo había recibido una llamada por sorpresa del Santo Padre para agradecerle su trabajo atendiendo a domicilio a enfermos de COVID 19 en esta ciudad de Lombardía, una de las más afectadas en Italia por la epidemia.

La existencia y el contenido de la conversación fue confirmado a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, por el P. Giorgio Carobbio, director del Oratorio Almé, donde vive la religiosa.

Sin embargo, la conversación era falsa, producto de una broma pesada por parte de un desconocido.

Así lo confirmó la religiosa a CNA: “Lamentablemente fue una broma. Lo están investigando”.

Según señaló la religiosa, descubrió que la llamada era falsa el lunes por la tarde, cuando recibió una llamada de otro médico. Al ver el número de su colega en la pantalla del celular se dio cuenta de que era el mismo que el número del supuesto Papa Francisco.

El médico explicó a la religiosa que había perdido su celular el Viernes Santo por la tarde y que no lo encontró hasta el sábado por la tarde. Al comprobar la lista de llamadas vio que alguien había estado llamando a varias personas desde el teléfono, entre otros, a la hermana Bipendu.

La religiosa aseguró sentirse muy afectada por este incidente, aunque confía en la investigación que se está realizando: “Veremos”.

La hermana Bipendu es originaria de la República Democrática del Congo. Estudió medicina en Palermo y ha vivido en Italia 16 años. Antes también sirvió a los inmigrantes en un barco de rescate de la Orden de Malta en el Mar Mediterráneo.

“Cuando hago mi trabajo como médico y visito pacientes, al principio me ven un poco sorprendidos porque se dan cuenta de que no soy una doctora tradicional. Los dejo pensar eso y luego me presento. Les digo que no soy solo doctora sino también monja. Entonces su actitud cambia de manera positiva”, dijo la hermana a AFP.

Más de la mitad de los más de 20 mil fallecidos en Italia se han registrado en la región de Lombardía, donde trabaja la religiosa. Solo en la Diócesis de Bérgamo 25 sacerdotes han muerto por coronavirus.

Con más de 150 mil casos en todo el país, Italia sigue en cuarentena y esta se extenderá hasta el próximo 3 de mayo.

Durante la Semana Santa, el Papa agradeció en distintas oportunidades a los médicos que trabajan haciendo frente a la pandemia.

Durante el rezo del Regina Caeli este lunes, el Santo Padre recordó a las mujeres que en este momento de emergencia sanitaria “cuidan a los demás: doctoras, enfermeras, agentes de la ley y de las prisiones, empleadas de tiendas de artículos básicos; y a tantas madres, hermanas y abuelas que se encuentran en casa con toda la familia, con niños, ancianos y personas con discapacidad”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva y Miguel Pérez Pichel. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Vaticano, Italia, Vida consagrada, Papa Francisco, religiosa, Bérgamo, Angel Bipendu

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios