Cargando...

Papa Francisco: Las migraciones plantean a Occidente importante desafío cultural

El Papa Francisco con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede / Foto: L'Osservatore Romano
El Papa Francisco con el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede / Foto: L'Osservatore Romano

VATICANO, 11 Ene. 16 / 01:45 pm (ACI/EWTN Noticias).- La falta de ideales y la pérdida de identidad, “incluso religiosa”, que sufre Occidente, lo ha llevado a ver a los migrantes como un peligro y enemigo, advirtió este lunes el Papa Francisco en su tradicional discurso al Cuerpo Diplomático, en el que señaló que el fenómeno migratorio –sobre todo de Medio Oriente–, está planteando al Viejo Continente “un importante desafío cultural, que no se puede dejar sin responder”.

El Santo Padre, que exhortó a Europa a seguir acogiendo a los refugiados, dijo que “para afrontar el tema de la emigración es importante, de hecho, que se preste atención a sus implicaciones culturales, empezando por las que están relacionadas con la propia confesión religiosa”.

En ese sentido, advirtió que “el extremismo y el fundamentalismo se ven favorecidos, no sólo por una instrumentalización de la religión en función del poder, sino también por la falta de ideales y la pérdida de la identidad, incluso religiosa, que caracteriza dramáticamente al así llamado Occidente”.

“De este vacío nace el miedo que empuja a ver al otro como un peligro y un enemigo, a encerrarse en sí mismo, enrocándose en sus planteamientos preconcebidos. El fenómeno migratorio, por tanto, plantea un importante desafío cultural, que no se puede dejar sin responder”, indicó Francisco.

El Pontífice dijo que los desembarcos masivos traen inevitables interrogantes “acerca de las posibilidades reales de acogida y adaptación de las personas”; así como “relevantes los temores sobre la seguridad, exasperados sobremanera por la amenaza desbordante del terrorismo internacional”.

“La actual ola migratoria parece minar la base del ‘espíritu humanista’ que desde siempre Europa ha amado y defendido. Sin embargo, no podemos consentir que pierdan los valores y los principios de humanidad, de respeto por la dignidad de toda persona, de subsidiariedad y solidaridad recíproca, a pesar de que puedan ser, en ciertos momentos de la historia, una carga difícil de soportar”.

“Deseo, por tanto –dijo el Papa–, reiterar mi convicción de que Europa, inspirándose en su gran patrimonio cultural y religioso, tiene los instrumentos necesarios para defender la centralidad de la persona humana y encontrar un justo equilibrio entre el deber moral de tutelar los derechos de sus ciudadanos, por una parte, y, por otra, el de garantizar la asistencia y la acogida de los emigrantes”.

Francisco señaló que “la acogida puede ser una ocasión propicia para una nueva comprensión y apertura de mente, tanto para el que es acogido, y tiene el deber de respetar los valores, las tradiciones y las leyes de la comunidad que lo acoge, como para esta última, que está llamada a apreciar lo que cada emigrante puede aportar en beneficio de toda la comunidad”.

“En este contexto –afirmó–, la Santa Sede renueva su compromiso en el campo ecuménico e interreligioso para establecer un diálogo sincero y leal que, valorando las peculiaridades y la identidad de cada uno, favorezca una convivencia armónica de todos los miembros de la sociedad”.

También te puede interesar:

 

Etiquetas: Europa, Cuerpo Diplomático, Papa Francisco, Inmigración, migraciones

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: