15 de marzo de 2020 - 9:45 AM

Papa Francisco invita a cristianos a pedir a Jesús el “agua viva”

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco durante el Ángelus. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco durante el Ángelus. Foto: Vatican Media

Al igual que la samaritana, el Papa Francisco invitó a los cristianos a pedir a Jesús el “agua viva”, el don del Espíritu Santo que hace confesar que Él “es verdaderamente el salvador del mundo”.

El Pontífice realizó esta enseñanza durante el rezo del Ángelus este Tercer Domingo de Cuaresma 15 de marzo, celebrado a puerta cerrada en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano.

El Papa explicó que “el fragmento evangélico de este Tercer Domingo de Cuaresma presenta el encuentro de Jesús con una mujer samaritana. Él está en camino con sus discípulos y hacen una parada en un pazo, en Samaría. Los samaritanos eran considerados herejes por los judíos, eran muy despreciados. Casi como ciudadanos de segunda”.

“Jesús está cansado, tiene sed”, señaló Francisco. Mientras descansa, “llega una mujer a sacar agua y Él le pide: ‘Dame de beber’. Así, rompiendo toda barrera, comienza un diálogo en el cual desvela a aquella mujer el misterio del agua viva, es decir, el Espíritu Santo, un don de Dios”.

De hecho, “ante la reacción de sorpresa de la mujer, Jesús responde: ‘Si tú conocieses el don de Dios y quién es aquel que te dice, ‘dame de beber’, tú le habrías pedido a él que te diese el agua viva’”.

“En el centro de este diálogo está el agua. Por un lado, el agua como elemento esencial, para vivir, que apaga la sed del cuerpo y que sostiene la vida. Por otro lado, el agua como símbolo de la gracia divina, que da la vida eterna”.

El Papa recordó que “en la tradición bíblica, Dios es la fuente del agua viva. Así se habla en los Salmos y en los Profetas. Alejarse de Dios, fuente de agua viva, y de su Ley comporta la peor sequía. Es la experiencia del pueblo de Israel en el desierto. A lo largo del camino hacia la libertad, el pueblo sufre la sed, protesta contra Moisés y contra Dios porque no tienen agua. Entonces, por voluntad de Dios, Moisés hace surgir agua de una roca, como signo de la providencia de Dios que acompaña a su pueblo y le da la vida”.

También “el apóstol Pablo interpreta aquella roca como símbolo de Cristo. Dirá así: la roca es Cristo. Es la misteriosa figura de su presencia en medio del pueblo de Dios en camino. Cristo, de hecho, es el Templo del cual, según la visión de los profetas, derrama el Espíritu Santo, es decir, el agua viva, que purifica y da vida”.

“Quien tiene sed de salvación puede acudir gratuitamente a Jesús, y el Espíritu Santo se convertirá en él o en ella una fuente de vida plena y eterna. La promesa del agua vivía que Jesús hizo a la samaritana se convierte en realidad en su Pascua: de su costado atravesado salió ‘sangre y agua’. Cristo, Cordero inmolado y resucitado, es la fuente de la cual brota el Espíritu Santo que elimina los pecados y regenera a una vida nueva”.

“Este don es también fuente del testimonio. Como la samaritana, cada uno encuentra personalmente a Jesús vivo siente la necesidad de compartirlo con los demás, de forma que todos lleguen a confesar que Jesús ‘es verdaderamente el salvador del mundo’, como dicen luego los paisanos de aquella mujer”.

Por último, el Papa Francisco señaló que “también nosotros, generados a la vida nueva mediante el Bautismo, estamos llamados a testimoniar la vida y la esperanza que están en nosotros”.

“Si nuestra búsqueda de la esperanza y nuestra sed encuentran en Cristo pleno apego, manifestaremos que la salvación no está en las cosas de este mundo, que al final producen sequía, sino en Aquel que nos ha amado y que siempre nos ama: Jesús nuestro Salvador, en el agua viva que Él nos ofrece”, concluyó el Santo Padre.

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, Ángelus dominical

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios