23 de julio de 2022 - 10:49 AM

Papa Francisco bendecirá en Canadá estatua de la primera santa indígena de Norteamérica

POR MERCEDES DE LA TORRE | ACI Prensa

Santa Catalina (Kateri) Tekakwitha. Crédito: Dominio público. Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Santa Catalina (Kateri) Tekakwitha. Crédito: Dominio público. Papa Francisco. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco bendecirá una estatua de la primera santa indígena de Norte América durante el viaje que realizará a Canadá del 24 al 30 de julio.

Se trata de Santa Catalina (Kateri) Tekakwitha, la primera santa piel roja de Estados Unidos, que es considerada “patrona de la naturaleza y de la ecología” junto a San Francisco de Asís.

La bendición papal de la estatua de esta santa indígena se llevará a cabo durante un encuentro del Papa Francisco con poblaciones indígenas y con miembros de la comunidad parroquial de la iglesia del “Sagrado Corazón de los primeros pueblos” que se realizará el lunes 25 de julio.

La iglesia del Sagrado Corazón de los primeros pueblos se localiza en Edmonton, Canadá, y fue construida en 1913.

Se trata de una de las iglesias católicas más antiguas de la ciudad y es conocida por la particular atención pastoral a los pobres y marginados.

En 1991, el Arzobispo Joseph MacNeil la designó parroquia nacional de las tres poblaciones indígenas más grandes de Canadá (las Primeras Naciones, los Métis y los Inuit).

Según describió un documento oficial vaticano, “es la primera de este tipo en Canadá” porque allí “la fe católica se expresa en el contexto de la cultura aborigen”.

En esta línea, el edificio está decorado con “muchas piezas únicas de arte sagrado creadas por artesanos indígenas” y a lo largo de los años, “muchos inmigrantes y refugiados llegados de todo el mundo para establecerse en Edmonton han hecho de la Iglesia del Sagrado Corazón su hogar espiritual”.

Breves datos biográficos

Santa Catalina (Kateri) Tekakwitha nació en Auriesville, Nueva York (Estados Unidos), en 1656. 

Su madre era una cristiana miembro de la tribu algonquina, que había sido capturada por los iroques y liberada por quien sería el padre de Tekakwitha, un jefe tribal Mohawk.

A los cuatros años murieron sus padres y su hermano por la epidemia de viruela. A causa de esta misma enfermedad ella quedó con el rostro desfigurado, la vista seriamente dañada y a cargo de sus tíos.

A sus 11 años, Catalina conoció la fe cristiana cuando a su pueblo llegaron misioneros jesuitas, que acompañaban a los diputados mohicanos para firmar la paz con los franceses.

La joven pudo bautizarse a los 20 años después de hacer frente a la oposición de su familia, y al rechazo de su comunidad.

Tuvo que huir de su pueblo hasta llegar a unas comunidades cristianas en Canadá.

Poco después, recibió la Primera Comunión el día de Navidad y realizó el voto de castidad. Durante su corta vida, mantuvo una intensa devoción al Santísimo Sacramento.

Partió a la Casa del Padre el 17 de abril de 1680, en Semana Santa de aquel año, y con tan solo 24 años.

Desde el momento de su muerte, el pueblo desarrolló una gran devoción por ella, y muchos peregrinos acudían a visitar su tumba, en Caughnawaga.

En 1884, el P. Clarence Walworth mandó erigir un monumento junto a su sepultura y llegó a ser conocida como “El Lirio de los Mohawks”.

Santa Catalina fue beatificada por San Juan Pablo II, en 1980 y canonizada por Benedicto XVI en octubre de 2012.

De acuerdo con el martirologio, la Iglesia Católica celebra la fiesta de Santa Catalina Tekakwitha cada 17 de abril.

Etiquetas: Canadá, Papa Francisco, Kateri Tekakwitha, indígenas de Canadá, Viaje del Papa Francisco a Canadá, viaje del Papa a Canadá

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios