5 de febrero de 2013 3:02 pm

Pagaría multa de 50 mil dólares por no hacer pastel de "matrimonio" gay

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imagen referencial. Foto: Photodune.net
Imagen referencial. Foto: Photodune.net

Un pastelero cristiano en Gresham, Oregon (Estados Unidos), podría pagar una multa de 50 mil dólares por haberse negado a preparar un pastel de bodas para una pareja de lesbianas.

El dueño de la pastelería Sweet Cakes by Melissa, Aaron Klein, enfrenta una demanda en la oficina del fiscal general del estado de Oregon por haber rechazado la labor encomendada por la pareja de lesbianas. En su opinión, el matrimonio es "una institución religiosa entre un hombre y una mujer como dice la Biblia".

En declaraciones a medios locales como el diario The Oregonian y la cadena KATU; afiliada a ABC, Klein dijo que "cuando alguien me dice que su definición de matrimonio es algo diferente a la mía, yo no estoy de acuerdo y no creo que deba ser sancionado por ello".

La lesbiana que presentó la demanda dijo que Klein las había llamado "abominables para el Señor" y que su dinero no era igual a los demás.

Klein negó esas afirmaciones y aseguró que le dijo a la pareja que lo disculparan "por hacerles perder su tiempo, pero nosotros no hacemos pasteles para matrimonios del mismo sexo", que no son legales en el estado de Oregon aunque las uniones de hecho sí están reconocidas.

"Honestamente, no era mi intención lastimar a nadie, no pretendo hacer molestar a nadie", precisó.

Laura Bowman, pareja de la denunciante, dijo que su compañera rompió en llanto cuando se enteró que la pastelería de Klein no le haría el pastel de boda.

La oficina del fiscal no tomará medidas en contra de Klein hasta que reciba la versión oficial de la empresa sobre los hechos. Si encuentra motivos de discriminación podría presentar una queja ante la oficina estatal de trabajo y comercio.

Las amenazas legales de parte del estado hacia las empresas involucradas en la industria de bodas es cada vez mayor debido a la presión de activistas homosexuales.

Este tipo de casos como el de Aaron Klein son cada vez más comunes. En julio de 2012 en Lakewood, Colorado, una tienda de pasteles también se negó a hacer un pastel de bodas para una pareja homosexual, lo que le costó enfrentarse a una demanda legal.

En Nuevo México un profesional cristiano se negó a fotografiar una ceremonia de compromiso de una pareja de lesbianas y fue multado con cerca de siete mil dólares. Su caso actualmente está en la Corte Suprema del estado.

Una casa de metodista de retiros en Nueva Jersey enfrentó una demanda por negarse a organizar una ceremonia de unión civil de una pareja del mismo sexo, lo que para las autoridades constituyó una infracción de la ley de no discriminación.

Etiquetas: Estados Unidos, Uniones homosexuales, lobby gay

Comentarios