4 de abril de 2012 5:09 am

Oscar Biscet: En Cuba no hay libertad religiosa porque no se puede predicar en la calle

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Oscar Elías Biscet (foto: El Comercio).
Oscar Elías Biscet (foto: El Comercio).

Oscar Elías Biscet, médico y expreso político por denunciar el aborto, afirmó que "desde el punto de vista espiritual y religioso, la visita (del Papa Benedicto XVI) ha sido un éxito", sin embargo señaló que en Cuba "no hay libertad religiosa porque no se puede predicar en la calle".

En entrevista con el diario peruano El Comercio, Biscet dijo que es relativo hablar de libertad religiosa en Cuba. "Siempre las personas han podido ir al templo. Lo que pasa es que usted se expone a ciertas medidas represivas. Antes, el que era religioso no podía seguir estudiando o si estudiaba, lo limitaban, no podía tener cargos importantes", declaró a la periodista Diana Seminario.

En la nota publicada el 1 de abril, el exprisionero de conciencia dijo que "eso pasaba hasta el 92 cuando cambió la Constitución de atea a laica. Este año ellos fueron más permisivos, esa es la palabra que yo uso en vez de libertad religiosa. Hay un poco más de permisividad, pero en el templo uno tiene que tener cuidado de lo que habla".

En ese sentido, afirmó que la visita papal ha sido un éxito "desde el punto de vista espiritual y religioso", pero advirtió que el régimen comunista de Cuba manipula la realidad e iba a "poner esta visita más a favor de ellos que a favor de los sufridos".

"Me gustó que Benedicto XVI dijera que es la continuación de la visita de 1998. En la visita de Juan Pablo II, el gobierno se aprovechó de ella y no cumplió con la palabra que expuso el Papa. Durante estos 14 años, el mundo se ha abierto al Gobierno Cubano, sin embargo este gobierno no se ha abierto ni al mundo ni a su pueblo. La Iglesia Católica cubana no ha actuado en correspondencia con las palabras del Papa durante estos últimos años", afirmó.

El médico también criticó que el Gobierno de Raúl Castro haya querido desinformar a los cubanos al decir que hay coincidencias entre el marxismo y el cristianismo, cuando ambos "son polos opuestos". Recordó que el comunismo "es el odio hacia la religión, hacia Dios y hacia la creación de Dios. La base del comunismo es el ateísmo".

"Ellos dicen que defienden a los pobres y eso es totalmente falso (…). Uno de los pilares del comunismo es quitarle la libertad a los ciudadanos. Si uno le quita los derechos humanos y las libertades básicas al ciudadano, está trasgrediendo a Dios, porque Dios es libertad. Dios es la justicia máxima, es el amor magnánimo. El cristianismo y el comunismo no tienen nada que ver", afirmó.

En ese sentido, recordó que fue privado de su libertad en 1999 por denunciar abortos ilegales en el país. En Cuba, indicó, esta práctica "es legal cuando el niño está mal formado, cuando ha habido violación o cuando peligra la salud de la madre, pero ellos violan esta ley y el aborto lo toman como un anticonceptivo".

"Yo hice una investigación sobre un tipo de aborto que se hace después de las 16 semanas y en un 9% nacían vivos y los asesinaban. Grabé el testimonio de las madres, se lo llevé al gobierno y Fidel Castro se puso muy bravo. Al mes me mandó a coger preso y llegó a decir que yo era un enfermo mental", señaló. En 2011 salió libre gracias a la mediación de la Iglesia.

En la entrevista Biscet dijo que es muy difícil que haya cambios políticos en Cuba. Sin embargo, señaló que el aumento del terror de Estado en las últimas semanas es porque hay más personas "de doble pensamiento".

"Cuando se da esto y además la pérdida de la ideología, el cambio se hace más rápido. Durante 53 años se ha infundido miedo y las personas no se expresan, pero cuando hay el doble pensamiento: el real y el del miedo, hay un paso para la libertad y adquirir la verdadera personalidad, porque cuando conozcan la verdad, esa verdad los hará libres. Cuando usted conoce la verdad, usted cambia", afirmó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios