15 de febrero de 2020 - 1:28 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de febrero de 2020 8:59 am

Organización provida denuncia sesgo abortista de “investigación” encubierta

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Pixabay
Foto referencial. Crédito: Pixabay

La organización provida Heartbeat International denunció el sesgo abortista de una reciente “investigación” encubierta realizada por openDemocracy en algunos de sus centros de ayuda a embarazadas en América Latina y Europa.

“El lobby del aborto continuamente ha lanzado una ofensiva de ‘falsas clínicas’ contra los centros provida en los años recientes mientras intenta preservar su imagen pública y su financiamiento”, indicó Heartbeat International (HBI) en una declaración el 11 de febrero.

La declaración fue dada a conocer tras la publicación de una “investigación” realizada por openDemocracy que está bajo el paraguas de la Open Society Foundations (OSF), indicó HBI.

La OSF, creada por el multimillonario George Soros, es conocida por financiar campañas a favor del aborto y de la implantación de la ideología de género en todo el mundo.

De acuerdo a openDemocracy, se envió reporteros a centros de ayuda a embarazadas de HBI en 18 países como Argentina, México y España para mostrar que en estos se entrega información errónea.

La “investigación” muestra que algunos trabajadores de los centros habrían dicho que el aborto aumenta el riesgo de leucemia y enfermedades mentales, que podría aumentar el riesgo de que las madres se conviertan en abusadoras infantiles: y que las mujeres que se someten el aborto harían “que sus parejas se vuelvan gays”.

Algunos estudios demuestran una correlación entre las tasas de cáncer de seno y el aborto, pero no leucemia. Algunos estudios también muestran que una mujer puede sufrir enfermedades mentales como angustia y depresión; pero no está demostrado que el aborto “vuelva gays a las parejas” o que incremente la probabilidad de convertirse en un abusador infantil.

El presidente de HBI, Jor-El Godsey, dijo el 11 de febrero que defiende “nuestra capacitación y nuestros valores” y que el reporte de openDemocracy fue el resultado de una forma errada de dar a conocer los hechos antes que de “desinformación”.

La declaración de HBI señala que sus afiliados “tienen que adherirse a los principios básicos que presentan alternativas al aborto y asegurar la no discriminación, pero todos los demás temas de política y administración quedan para cada los líderes locales de cada centro, con la correspondiente autonomía”.

Godsey explicó además que openDemocracy no le dio a HBI suficiente tiempo para responder a sus preguntas que fueron enviadas un viernes y solicitaban una respuesta para el lunes, considerando que buena parte del personal se moviliza el fin de semana.

En su sitio web, HBI señala que “la gente razonable debe reconocer la agenda radical de esta nota de openDemocracy y todos los que hacen eco de ella”.

“Los ‘médicos y activistas proderechos’ mencionados en su párrafo inicial podrían ser mejor identificados como abortistas o activistas proaborto. Estos son los que se aprovecharían del poder político sobre los esfuerzos de caridad y de base para ayudar a las mujeres a no ser victimizadas por el aborto que realmente no quieren”. Agrega.

Ellen Foell, especialista de HBI que ha trabajado con centros de ayuda en 60 países, resaltó que su organización busca sostener a las mujeres ya que “sabemos que todas merecen amor y apoyo durante un embarazo inesperado”. “Ninguna mujer debería sentirse sola, obligada, desesperanzada como para acabar con la vida de su hijo mediante el aborto”, subrayó.

HBI también explicó que entregó a openDemocracy varios estudios sobre los efectos del aborto, pero estos no fueron incluidos en su “investigación”.

HBI respondió asimismo a la afirmación de que tiene lazos cercanos con Washington y precisó que esta es falsa o impreciso, ya que no ha tenido al vicepresidente Mike Pence hablando en uno de sus eventos; sino que hizo parte de una mesa redonda de Students for Life of America, a la que Pence sí se dirigió.

Por su parte openDemocracy envió una declaración a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

En la declaración, openDemocracy señala que esta institución “es un medio de noticias globales que produce reportajes responsables, basados en hechos y con una amplia gama de temas como economía, medio ambiente, democracia, política y derechos humanos. No hace parte de ningún lobby proaborto y no hemos ‘mal informado sobre nuestros hallazgos’’.

El texto de openDemocracy indica además que “enviaron los resultados de su investigación a HeartBeat y, a pedido suyo se extendió el plazo para una declaración. HeartBeat publicó desde entonces varias afirmaciones imprecisas sobre openDemocracy y en ninguna de ellas se nos pidió un comentario para verificación”.

“Creemos que los lectores en todo el mundo, sin importar su postura sobre el aborto, estarán muy preocupados por nuestros hallazgos, que muestran que las mujeres en todo el mundo están siendo mal guiadas sobre sus opciones legales y reproductivas. Si HeartBeat tomara en serio su deber de cuidar a las mujeres y niñas, estarían tomando pasos de inmediato para investigar”, agregaron.

Por su parte, HBI señaló que los intentos por desacreditar a los centros de ayuda a embarazadas no son nuevos.

"El ataque es muy común. Solo viene de distintos flancos”, dijo Godsey.

En su sitio web, HBI destacó que “por casi 50 años HeartBeat International y nuestra red de afiliados nos hemos concentrado en dar apoyo práctico y emocional a las mujeres que tienen un embarazo inesperado”.

“La descripción de los resultados de los centros de ayuda a embarazadas mostrada por openDecrmocracy están en claro contraste con la vasta experiencia positiva de las personas que atendemos. Una encuesta de varios años en la que han participado cientos de miles de personas atendidas por nosotros, muestran un 99% de satisfacción”, prosigue.

“La ayuda que defiende la vida por parte de Heartbeat International y su red de centros afiliados llega a todo el mundo con amor y compasión. Nos levantamos todos los días, con lo que poco que tenemos en comparación con los grandes billones del aborto, para ayudar a las mujeres”, subrayaron.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Aborto, Maternidad, Defensa de la vida, embarazadas, George Soros, Heartbeat International, openDemocracy, Open Society Foundations

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios