22 de octubre de 2021 - 5:14 PM

“Ordenación” de sacerdotisa es inválida, afirma Arquidiócesis

Redacción ACI Prensa

El Vicario General de la Arquidiócesis de Santa Fe en Nuevo México (Estados Unidos), reiteró que la supuesta “ordenación” de una sacerdotisa es inválida, poco después de que una mujer alegara haber sido ordenada en Albuquerque.

“Como explicó el Papa San Pablo VI, dado que Jesús libremente eligió solo hombres como sus apóstoles, ‘en fidelidad al ejemplo del Señor, (la Iglesia) no se considera autorizada a admitir mujeres a la ordenación sacerdotal’. Por eso, la Iglesia Católica Romana no considera válido el intento de ordenar mujeres y, de hecho, esta es una acción de excomunión”, dijo el P. Glennon Jones el 18 de octubre.

Anne Tropeano fue quien recibió la supuesta ordenación sacerdotal el 16 de octubre en la Catedral de St. John, un templo episcopaliano, (de los anglicanos en Estados Unidos) en Alburquerque.

Además, la mujer simuló una Misa al día siguiente en una iglesia luterana (protestante) de nombre St. Paul Lutheran Church, también en Albuquerque.

En un decreto de 2007, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) en el Vaticano indicó que cualquiera que “atente conferir el orden sagrado a una mujer, así como la mujer que atente recibir el orden sagrado, incurre en la excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica”.

La excomunión latae sententiae quiere decir que basta con cometer el hecho para quedar excomulgado, no requiere una declaración formal. Cuando se dice que es reservada a la Sede Apostólica, quiere decir que solo el Papa puede levantarla.

En 2010, cuando la Iglesia estableció algunas normas sobre los delitos graves, se agregó el intento de ordenar sacerdotisas. Este y otros delitos recaen sobre la autoridad de la CDF.

El actual Código de Derecho Canónico, la norma que regula a la Iglesia en todo el mundo, precisa que la ordenación solo es recibida válidamente por “un varón bautizado”. La revisión del código, que entrará en vigor en diciembre, agrega el decreto de 2007 de la CDF.

La carta apostólica Ordinatio Sacerdotalis, publicada por el Papa San Juan Pablo II en 1994, establece que solo los hombres pueden ser ordenados sacerdotes.

En ese texto el Papa Wojtyla señala que “la ordenación sacerdotal, mediante la cual se transmite la función confiada por Cristo a sus apóstoles, de enseñar, santificar y regir a los fieles, desde el principio ha sido reservada siempre en la Iglesia Católica exclusivamente a los hombres”.

En ese documento el Pontífice escribió también: “Con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos, declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia”.

En 1998, el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, que era prefecto de la CDF y que en 2005 fue elegido Papa Benedicto XVI, escribió un comentario doctrinal titulado Ad tuendam fidem, que precisa que la enseñanza sobre la ordenación sacerdotal solo para hombres “ha sido infaliblemente establecida por el Magisterio ordinario y universal”.

En 2020 la CDF exigió a un sacerdote, que estaba suspendido desde 2012, que acepte la doctrina de que solo un hombre bautizado puede ser ordenado válidamente, como condición para volver a su ministerio.

En septiembre de 2020 el Irish Times informó que la CDF escribió a los redentoristas, indicando que el P. Tony Flannery “no debe volver al ministerio público, a menos que firme una declaración sobre su postura respecto a la homosexualidad, las uniones civiles entre personas del mismo sexo y la admisión de mujeres al sacerdocio”.

De acuerdo a la Association of Catholic Priests, la CDF pidió al P. Flannery que firme la declaración que es acorde con “la Tradición y la doctrina de la Iglesia incorporada en el canon 1024, que establece que solo un hombre bautizado puede recibir válidamente la ordenación”.

La declaración sobre la ordenación solo para hombres se sustentó en extractos de la Ordinatio sacerdotalis y de la exhortación apostólica Querida Amazonía, que el Papa Francisco escribió en febrero de 2020, luego de la realización en el Vaticano del Sínodo de la Amazonía en 2019.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, sacerdote, orden sacerdotal, Sacerdotisa

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios