8 de agosto de 2020 - 8:51 PM

Ofreciendo una Misa puedes ayudar a un sacerdote en zonas de pobreza extrema

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Unsplash / Josh Applegate
Foto referencial. Crédito: Unsplash / Josh Applegate

Aquí te explicamos cómo puedes ofrecer una Misa y a la vez ayudar a sostener la obra de un sacerdote misionero en regiones de extrema pobreza y vulnerabilidad en todo el mundo.

La fundación pontificia ACN internacional promueve el proyecto “Dona una Misa”, que hace posible que los fieles puedan solicitar la celebración de Misas en iglesias ubicadas en zonas de misión, donde sus sacerdotes no tienen acceso a un apoyo económico y dependen de las donaciones para subsistir y llevar a cabo su misión.

“Solicitar la celebración de Misas a través de ACN Ayuda a la Iglesia Necesitada, no solamente es una forma de pedir por tus intenciones, también es una manera más de ayudar a sacerdotes y misioneros que viven o trabajan en países y regiones muy pobres y con mucha necesidad” material y espiritual, señaló ACN.

Gracias a los estipendios de Misa los sacerdotes misioneros pueden cubrir sus necesidades básicas principalmente de alimentación, y también, de asistencia médica y medicinas. En el caso de los sacerdotes adultos mayores, los donativos son su única fuente de ingresos, que utilizan para sus gastos de manutención.

Asimismo, las donaciones económicas permiten a estos sacerdotes a “servir a su comunidad católica, atenderla espiritualmente y generar innumerables obras de misericordia a su alrededor”.

En 2019 se recolectaron más de 12 millones de euros en donaciones que han logrado ayudar a los más de 40 mil sacerdotes que viven en zonas de misión, y además, se han podido celebrar más de 1 millón de Eucaristías en iglesias necesitadas de todo el mundo.

Este año, ACN busca seguir fomentando la celebración de la Eucaristía y a la vez continuar respaldando la obra misionera y la subsistencia de los sacerdotes que son misioneros de los 413 mil presbíteros que hay en el mundo.

Maria José Albert, una de las voluntarias y beneficiarias del proyecto “Dona una Misa” dijo que le dio mucha paz saber que un sacerdote ofrecía una Misa todos los días por la recuperación de la enfermedad de su hermano, llamado Javier. “Con una pequeña ayuda se puede hacer mucho”, dijo.

Por su parte, algunos sacerdotes quisieron expresar su gratitud a los fieles que cada año vienen ayudándolos en su misión sacerdotal.

“Os doy las gracias por la ayuda a mi diócesis en los últimos años sobre todo por los estipendios de misa que son, a menudo, la única ayuda que reciben nuestros sacerdotes para su supervivencia”, dijo el Obispo de Ucrania, Mons. Maksymiliam Leonid.

“El apoyo recibido nos ayuda a visitar comunidades cristianas, a familias con niños, jóvenes y adultos. Gracias a vosotros podemos seguir entregando nuestras vidas por tantas alamas a quienes el Señor nos ha encomendado pastorear”, dijo el P. Jesús Mª Aristín, de Perú.

La fundación pontificia alienta también a seguir el llamado del Papa Francisco, quien dice que "cuando la entrega generosa hacia los demás se vuelve el estilo de nuestras acciones, damos gracias al Corazón de Cristo y nuestro corazón se inflama”.

ACN fue fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra, que luego, desde el 2011 es reconocida como una fundación pontificia. Su misión es servir a los cristianos perseguidos, discriminados o que sufren necesidad material en todo el mundo, a los que ayudan a través de la oración, la información y la caridad.

En la actualidad, ACN Internacional cuenta con 23 oficinas en todo el mundo, desde donde desarrollan campañas que permiten financiar cada año más de 5 mil proyectos pastorales y de emergencia en 145 países del mundo.

Los interesados en realizar donativos, pueden hacer clic AQUÍ.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios