16 de enero de 2015 4:23 pm

Obispos piden “respeto a la dignidad humana” como fundamento para la paz en Tierra Santa

Redacción ACI Prensa

Crédito: Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa
Crédito: Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa

La Coordinadora de las Conferencias Episcopales para la Iglesia en Tierra Santa y la Asamblea de Obispos Católicos de Tierra Santa, “Holy Land Coordination” (HLC), ha mantenido su encuentro anual del 10 al 15 de enero.

Los 16 Obispos de Europa, África y Canadá, que han participado en esta asamblea han emitido un comunicado titulado “La dignidad humana como fundamento de la Paz”. El Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives Sicília, ha representado a la Conferencia Episcopal Española (CEE) en este encuentro que se celebra desde 1998 con el objetivo de acercarse a la realidad eclesial, social y política de Tierra Santa, y conocer el trabajo de las agencias católicas.

Según explican en el comunicado, el viaje a Tierra Santa se ha realizado con el objetivo de “rezar y apoyar a la comunidad cristiana, para promover la paz y la dignidad humana en esta tierra dividida”.

“Hemos visto las trágicas consecuencias del fracaso de la política nacional e internacional para lograr la paz”, destacan los Obispos en su comunicado y subrayan que “el actual conflicto amenaza la dignidad de los Palestinos y de los Israelíes, pero sobre todo nuestro compromiso con los pobres nos urge a apoyar a las personas que sufren en Gaza”.

Los Obispos participantes en este encuentro anual destacaron el año pasado que la situación de Gaza era “un desastre realizado por el hombre, un escándalo desconcertante, una injusticia que pide a la humanidad una solución”, pero a pesar de la desolación su presencia en Gaza hizo que la comunidad cristiana no se sintiera olvidada.

“Decenas de miles de familias de Gaza no tienen una vivienda adecuada. En este último período de frío polar, al menos dos niños murieron de hipotermia. El bloqueo continuo impide la reconstrucción y contribuye dramáticamente a la desesperación que mina la legítima esperanza de los Israelíes por su seguridad. Pero también crea niveles intolerables de desempleo y empuja a las personas sencillas hacia la pobreza más extrema”, precisan en el comunicado.

Sin embargo, a pesar de la devastación “la esperanza está viva en Gaza”, aseguran ya que según afirman los Obispos “hemos visto familias que recontruyen sus vidas con determinación. Hemos visto una pequeña comunidad cristiana con una fe enorme y admirado la tenacidad de muchos voluntarios”.

También destacan el trabajo que se realiza en la escuela ‘Sagrada Familia’, donde musulmanes y cristianos “estudian y juegan juntos en armonía”.

“Los líderes políticos deben defender la dignidad humana de la población de Gaza”, subrayan los Prelados, por eso han afirmado que seguirán oponiéndose “al proyecto de la construcción del muro en el valle de Cremisán, ya que esto significaría la pérdida de las tierras y del sustento de muchas familias cristianas”.

“Esta situación es trágicamente un microcosmos respecto a la cuestión de la tierra. Seguiremos también oponiéndonos a la expansión del programa de los asentamientos, ilegales según el derecho internacional, de la que hemos sido testigos directos en Hebrón. Su impacto en la libertad de circulación de los Palestinos y en la confiscación de tierras es simplemente injusto”, han declarado.

En ese sentido los Obispos han pedido que “tras el fracaso de las negociaciones y la consiguiente violencia del 2014, invitamos urgentemente a los poderes públicos a ser creativos, a encontrar nuevos enfoques, para construir puentes, no muros”.

“Tenemos que humanizar el conflicto favoreciendo una mayor interacción entre Israelíes y Palestinos. La paz sólo llegará cuando todas las partes respeten el hecho de que la Tierra Santa es sagrada para las tres religiones y es el hogar de dos pueblos”, han subrayado.

Por eso han recordado las palabras que el Papa Francisco dijo ante el Cuerpo Diplomático en las que deseaba “con la esperanza firme de que se puedan retomar las negociaciones entre las dos partes, para que cese la violencia y se alcance una solución que permita, tanto al pueblo Palestino como al Israelí, vivir finalmente en paz, dentro de unas fronteras claramente establecidas y reconocidas internacionalmente, de modo que ‘la solución de dos Estados’ se haga efectiva”.

En ese camino a la paz que piden los Obispos afirman que se exige “el respeto de los derechos humanos de israelíes y palestinos”, por eso han pedido oraciones por judíos, cristianos y musulmanes de “esta tierra que llamamos Santa”.

Etiquetas: obispos, Tierra Santa, Vida, dignidad

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios