21 de septiembre de 2006 2:49 pm

Obispos mexicanos rechazan encubrir casos de pederastia

Redacción ACI Prensa

Obispos mexicanos rechazan encubrir casos de pederastia

La Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) negó que los obispos encubran casos de inconducta sexual, aseguró que "el crimen de pederastia siempre deberá ser denunciado y condenado", y reiteró su "disposición a colaborar con las autoridades encargadas de la procuración e impartición de justicia".

El comunicado fue publicado luego que un ciudadano mexicano identificado como Joaquín Aguilar, y la llamada Red de Sobrevivientes de Abusos de Sacerdotes, SNAP (por sus siglas en inglés), interpusieran una demanda ante la Corte del Estado de California (EEUU), acusando al Arzobispo de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, de "conspirar internacionalmente" para encubrir a sacerdotes acusados de pederastia.

A través de un comunicado firmado por el Secretario General de la CEM, Mons. Carlos Aguiar Retes, el Episcopado rechazó encubrir cualquier tipo de abuso sexual. En el texto, los obispos expresaron su "dolor y solidaridad por las personas víctimas de todo tipo de abusos sexuales y condenamos las acciones pederastas de cualquier ser humano, sea sacerdote, religioso o laico, advirtiendo que quien incurra en ello deberá enfrentar las consecuencias de sus actos frente a las autoridades".

El Episcopado también "asume como propias las declaraciones de la Arquidiócesis de México", que pide a los fieles denunciar a las autoridades competentes cualquier caso de abuso sexual que conozcan.

La CEM expresó su confianza en que las investigaciones "se apegarán a la rigurosa búsqueda de la verdad", respetando "el principio de la presunción de inocencia" y dentro  del "marco de protección a la dignidad y los derechos de la persona humana".

Finalmente, exhortó a todos los mexicanos "a vivir el amor cristiano que impulsa a la denuncia, a la propuesta y al compromiso con proyección social para la construcción del bien común".

Cuestión personal

Por su parte, el Director General de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México, P. Hugo Valdemar Romero, señaló que la acusación contra el Cardenal Rivera podría responder a "una venganza política" de grupos de izquierda, que ven al Purpurado como "enemigo personal".

En declaraciones a la agencia Notimex, indicó que "este tipo de grupos, como la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes (SNAP) y Católicas por el Derecho a Decidir, están muy ligados a la izquierda, y en ella existen grupos que consideran un enemigo personal al Cardenal Norberto Rivera, y están muy molestos" por su llamado a la institucionalidad.

En un comunicado firmado por el sacerdote, la arquidiócesis recuerda que el Cardenal Rivera "siempre ha deplorado y condenado públicamente el crimen perverso de la pederastia" y ha "advertido a sus sacerdotes que si alguno de ellos delinque", deberá enfrentar las consecuencias "ante los tribunales tanto canónico como civil, sin que gocen de ninguna protección por parte de la Arquidiócesis".

El texto descarta que el Purpurado haya encubierto a algún sacerdote o “participado en complot alguno para dar asilo en México a sacerdotes delincuentes acusados de abusos sexuales".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios