15 de octubre de 2010 6:33 am

Obispos fueron desterrados durante Revolución Mexicana, recuerda historiadora

Redacción ACI Prensa

Mons. Martín Tritschler y Córdova +
Mons. Martín Tritschler y Córdova +

La doctora en historia y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Marisa Pérez, señaló que durante la Revolución Mexicana hubo un anticlericalismo que incluso tuvo tintes violentos y llevó al destierro a unos 150 miembros de la Iglesia, entre ellos el Arzobispo de Yucatán, Mons. Martín Tritschler y Córdova.

Durante la 5° Jornada Académica Iglesia y Revolución que se realiza en Monterrey, la experta expuso el tema "Martín Tritschler y Córdova y su exilio en La Habana, Cuba", donde relató el destierro del entonces Obispo de Sinaloa, del Obispo de Sonora, Mons. Ignacio Valdespino y Díaz; y el Arzobispo de Yucatán, Mons. Tritschler. Todos considerados por el servicio secreto como "enemigos" del Gobierno de México.

Pérez indicó que numerosos miembros de la Iglesia fueron enviados a diversos países de Europa y a Cuba. Desde esta isla, explicó, obispos y arzobispos publicaron una Carta Pastoral en 1914, declarando desde La Habana que las circunstancias los obligaban a ocultarse y expatriarse.

Sin embargo, en el texto "protestaban por todas y cada una de las calumnias, injurias, ultrajes, vejaciones, atropellos y arbitrariedades a las que se había sometido a la Iglesia Católica y a sus miembros, pues no contribuyeron con dinero, ni con influjo moral al derrocamiento de (Francisco) Madero".

En ese contexto, explicó la historiadora, la isla fue vigilada por el servicio secreto mexicano. Además, al cónsul en Cuba se le ordenó informar sobre las actividades de un grupo de 150 personas, entre ellos los obispos.

Pérez indicó que en 1919, a dos años de promulgada la nueva Constitución, las condiciones favorecieron el retorno de muchos exiliados a territorio mexicano.

En otro momento de la jornada, el cronista de la Arquidiócesis de Guadalajara, Tomás de Hijar, se refirió al anticlericalismo que reino durante el periodo de Venustiano Carranza. El cronista relató que este anticlericalismo llevó al martirio al P. David Galván.

Asimismo, recordó que durante la gestión de Álvaro Obregón, más de cien sacerdotes fueron arrestados, incluyendo al Obispo de Tehuantepec. Añadió que varios historiadores han definido esta época como "una hoguera de odio" en contra de la Iglesia, sus sacerdotes, sus templos y sus propiedades.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios