11 de enero de 2008 - 7:13 PM

Obispos de Venezuela llaman a nueva etapa de Reconciliación

Redacción ACI Prensa

Mons. Mariano José Parra Sandoval, Obispo de Ciudad Guayana
Mons. Mariano José Parra Sandoval, Obispo de Ciudad Guayana

Al cierre de su 89º Asamblea Ordinaria, la Conferencia Episcopal de Venezuela dio a conocer este viernes un comunicado en el que llaman a las fuerzas políticas y sociales del país a ingresar a una nueva etapa de reconciliación nacional.

El documento, titulado "Caminos de Reconciliación y Esperanzas" y leído al final de la Asamblea por Mons. Mariano José Parra Sandoval, Obispo de Ciudad Guayana, señala que  los prelados de Venezuela "queremos aportar nuestra visión cristiana para iluminar las conciencias y señalar caminos de reconciliación y esperanza a la luz del Evangelio, a fin de lograr unidos una Venezuela en paz".

"Los obispos consideramos que el mejor servicio que debemos darle a nuestra patria, en estos momentos de antagonismos entre los venezolanos, es el de mantenernos unidos, de ser fieles en anunciar al país el Evangelio de la Reconciliación, de establecer puentes de entendimiento y aportar valores y principios éticos para la construcción de una cultura de la paz y de la solidaridad", añade el comunicado de cinco páginas.

Los obispos recuerdan que "los venezolanos anhelamos profundamente encontrarnos de nuevo como hermanos y hermanas en torno a lo que tenemos más en común: la vida y la dignidad sagrada de toda persona humana"; y destacan que "es innegable que  nuestro pueblo ha avanzado en su autoestima y en la conciencia de su dignidad; su participación política se ha incrementado y encontramos un aumento sensible de la organización comunitaria".

También ven "con esperanza el despertar de una juventud con conciencia social y política, animada por deseos auténticos de libertad, verdad, justicia y solidaridad".

Sin embargo, denuncian "la persistente situación de injusticia por la pobreza de las mayorías, ante la riqueza e indiferencia de una minoría"; así como "la delincuencia, el secuestro, el crimen, el sicariato y el narcotráfico", que "han creado un clima de zozobra".

"Preocupa también –prosigue el comunicado– la persistencia de la inseguridad civil y jurídica, la lentitud en la administración de la justicia, la precaria situación de los detenidos por motivos políticos, las condiciones infrahumanas de vida de los procesados y condenados en los retenes y centros penitenciarios del País y el creciente e incontrolable flagelo de la corrupción".

Propuestas

"La Iglesia en Venezuela unida al Papa desea manifestar, con valentía y esperanza la verdad que ha cambiado al mundo: 'Dios es Amor'", agrega el comunicado; en el que los obispos llaman a "defender y promover a la familia como núcleo fundamental de la sociedad y santuario de la vida; fortalecer la autonomía de los poderes públicos; mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles y favorecer la transmisión de valores ciudadanos, morales y religiosos, a través de los medios de comunicación social, la formación ciudadana para la paz y la reconciliación y la continuidad de los programas de Educación Religiosa Escolar".

En la parte central del documento, los obispos señalan que "hemos de apostar por el bien común del país, promover el diálogo y el reencuentro". "Para reconstituir las buenas relaciones entre sectores y grupos enfrentados, necesitamos volver a un diálogo franco, afable, confiado y prudente", agregan.

Por ello, advierten que "si queremos conseguir una paz estable y duradera, es imprescindible que todos tengamos la voluntad de escuchar al otro, de dialogar y de trabajar mancomunadamente por el bien común".

Para avanzar por la ruta del diálogo y de la reconciliación, advierten los obispos, "hay que evitar el insulto, la descalificación y la agresión a personas e instituciones, tanto civiles como eclesiásticas".

"Reiteramos nuestra convicción de que el lema 'Patria, socialismo o muerte' u otros semejantes, contrarios al valor de la vida, no ayudan al urgente trabajo del reencuentro de todos los venezolanos".

Reconciliación Nacional

"Los venezolanos –señala el comunicado– queremos avanzar por caminos democráticos y no bajo sistemas que coarten las libertades fundamentales, rechazando la violencia, el odio y la lucha de clases".

La reconciliación no es vuelta al pasado para asumir una praxis poco transformadora; apunta más bien a superar la lucha que intenta eliminar al adversario, crea las condiciones objetivas que se comparten y exige compromiso a favor del bien común. Ella exige un profundo cambio de nuestra mente, corazón y estilo de vida", dicen los obispos.

El documento señala además que "un positivo gesto de reconciliación por parte del Gobierno, ha sido promover medidas de gracia. En este sentido, esperamos medidas a favor de otros venezolanos procesados o condenados por presuntos delitos vinculados con posiciones políticas"; pero advierten que "no contribuiría a la paz nacional el intento de volver a proponer una reforma que fue rechazada por una significativa parte del pueblo; además, la Carta Magna vigente no permite que sea presentada en un mismo período constitucional".

El documento exhorta finalmente "a todos los católicos y personas de buena voluntad a orar y trabajar por la paz y la reconciliación, por la solidaridad y la conversión de todos nosotros y a realizar un proyecto común de País sin exclusión".

"Como Pastores, estamos comprometidos a caminar con nuestro pueblo, a mejorar nuestra disposición para el encuentro, a ser instrumentos de reconciliación sobre la base de la solidaridad y la conversión", dicen los obispos, que concluyen el documento encomendando "este camino de Reconciliación Nacional a María de Coromoto", patrona de Venezuela.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios