En un comunicado dado a conocer hoy, los obispos de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG) hacen una serie de recomendaciones para responder a los desafíos actuales de ese país y trabajar, todos unidos, por el bien común de esta nación centroamericana.

En el texto titulado "Vivamos la caridad en la verdad", la CEG responde a una serie de problemáticas actuales como "la violencia, la impunidad, la insensibilidad ante el irrespeto de la vida humana, la falta de condiciones favorables para lograr un verdadero desarrollo humano, la pobreza de los campesinos e indígenas, (…) la mentalidad con la cual no se quiere regular la economía con los principios éticos", entre otros.

Por eso alientan a impulsar nuevas leyes como la de anticorrupción para que se fortalezca "el Estado de Derecho en Guatemala". "Que se impulse un modelo de desarrollo integral a largo plazo con una visión de futuro en el cual se ponga a los hombres y mujeres empobrecidos en primer lugar y se favorezca la promoción y participación en el bien común, escuchando y tomando en cuenta las demandas de la sociedad civil organizada", añaden.

Tras solicitar que se considere la Doctrina Social de la Iglesia en el debate sobre la Reforma Fiscal, los obispos piden respetar el medio ambiente y que "se apruebe la Ley de Desarrollo Rural consensuada con las organizaciones campesinas".

"Que los guatemaltecos, sin distinción de credos religiosos o ideologías políticas, fundamentemos nuestro futuro en el fundamento sólido de la libertad, la justicia, la verdad y la solidaridad, para tener una paz firme y duradera", exhortan.

Finalmente piden a "Nuestro Señor Jesucristo que se quede con nosotros para fortalecer nuestra fe y mantener viva nuestra esperanza invocando sobre el pueblo de Guatemala la protección de María Santísima".

Más en América

  • Tags: