4 de agosto de 2019 1:01 pm

Obispos de Estados Unidos: La plaga de la violencia armada se ha extendido en nuestro país

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.
Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) expresó su dolor, indignación y oraciones tras los tiroteos ocurridos entre el 3 y 4 de agosto en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, que cobraron la vida de 29 víctimas inocentes y dejaron decenas de heridos.

En dos comunicados, firmados por el Presidente de la USCCB, Cardenal Daniel DiNardo, y el Presidente del Comité de la USCCB sobre Justicia Doméstica y Desarrollo Humano, Mons. Frank Dewane, los obispos estadounidenses expresaron sus condolencias a las familias y amigos de los asesinados.

“No podemos nunca más creer que los tiroteos masivos son una excepción aislada. Son una epidemia contra la vida que debemos, en justicia, enfrentar”, señalaron.

“Algo sigue siendo fundamentalmente malvado en nuestra sociedad cuando los lugares donde la gente se reúne para  tener sus actividades diarias puede, sin aviso, convertirse en escenas de violencia y desprecio de la vida humana”.

Para la USCCB “la plaga en la que se ha convertido la violencia armada continúa sin control y se extiende a lo largo de nuestro país”.

En la mañana del 3 de agosto, un hombre armado ingresó y abrió fuego en una tienda de Walmart, en el centro comercial Cielo Vista de El Paso, estado de Texas. El sujeto, arrestado por las autoridades, causó la muerte de 20 personas, entre ellos tres ciudadanos mexicanos.

Se registraron otras 26 personas heridas.

Menos de 24 horas después, a la 1:00 a.m. (hora local) del 4 de agosto, un tiroteo se produjo en Dayton, estado de Ohio. De acuerdo a las autoridades, el sujeto mató a nueve personas antes de ser abatido por la policía.

Otras 26 personas resultaron heridas.

Estos tiroteos se produjeron a menos de una semana del ataque registrado en el Gilroy Garlic Festival, el Festival del Ajo de Gilroy, en el estado de California, donde un hombre abrió fuego en la sección de comidas con un arma semiautomática, matando a tres personas para suicidarse después.

Otras 12 personas resultaron heridas.

“Alentamos a los católicos a rezar y alzar sus voces para los cambios necesarios en nuestra política nacional y nuestra cultura nacional también”, expresaron los obispos estadounidenses.

“La Conferencia ha abogado por mucho tiempo por leyes responsables de armas y un aumento de recursos para abordar las causas profundas de la violencia” señalaron, al tiempo que pidieron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump y a los parlamentarios “dejar de lado intereses políticos y encontrar formas de proteger mejor la vida inocente”.

Etiquetas: Estados Unidos, Obispos de Estados Unidos, Iglesia en Estados Unidos, tiroteo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios