4 de febrero de 2019 8:01 pm

Obispos de Cuba: Proyecto de Constitución abre puerta a “matrimonios gay”

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial - Crédito: Flickr Erin M (CC BY-NC 2.0)
Imagen referencial - Crédito: Flickr Erin M (CC BY-NC 2.0)

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), advirtió a la población que el proyecto de Constitución que será sometido a referéndum el 24 de febrero “abre el camino para que, en el futuro se reconozca como matrimonio la unión de personas del mismo sexo con todas sus prerrogativas”.

Los obispos se pronunciaron sobre el proyecto en un mensaje publicado el 3 de febrero, para dar a conocer a los fieles y a la población en general el parecer de la Iglesia sobre “el texto que ha sido aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular”.

Este nuevo proyecto fue aprobado por el Parlamento luego de recibir las propuestas hechas por la población entre el 13 de agosto y 15 de noviembre de 2018 al primer borrador elaborado por los legisladores.

Tras advertir que el nuevo texto excluye a todo aquel que no asuma la ideología marxista-leninista, los obispos señalaron que los parlamentarios tampoco tuvieron “en cuenta la opinión mayoritaria de la población” sobre el matrimonio.

Esto porque aunque el nuevo proyecto eliminó la definición de “matrimonio como la unión entre dos personas” que proponía el primer borrador, los artículos 81 y 82 del texto actual abren “el camino para que, en el futuro se reconozca como matrimonio la unión de personas del mismo sexo con todas sus prerrogativas”.

“Según la definición de familia que aparece en los artículos citados se introduce la posibilidad real de que, en las leyes complementarias posteriores, no se respete el sentir y la voluntad expresada mayoritariamente por nuestro pueblo, la cual ha defendido la institución del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer”, advirtió la COCC.

Los obispos recordaron que el artículo 68 del primer borrador que proponía el matrimonio como “la unión entre dos personas” fue el que recibió más críticas por parte de la población durante el proceso de consulta previa; “dada la incidencia e importancia para el futuro de la familia, de la sociedad y de la educación de las nuevas generaciones”.

“La mayoría de las intervenciones del pueblo iban dirigidas a mantener la definición de matrimonio como ‘la unión de un hombre y una mujer’ como fundamento de la familia, tal como ha sido concebida a lo largo de nuestra cultura e historia”, afirmó la COCC.

“Lamentamos –expresaron los obispos– que no ha habido cambio sustancial en lo referente al matrimonio y a la familia con lo propuesto en el Anteproyecto debatido en la consulta popular, pues al presentar en la Asamblea Nacional el nuevo texto y sin ser cuestionado por ningún otro diputado se dijo que: ‘respecto a los sujetos del matrimonio se utiliza el concepto de cónyuges, construcción jurídica que hace alusión a las personas que han formalizado el vínculo matrimonial y que en modo alguno limita la posibilidad de que personas del mismo género puedan acceder al matrimonio como forma de reconocimiento jurídico de la unión que han deseado construir’”.

Ante ello, la COCC señaló que “habiéndose comprobado que nuestro pueblo, en una porción significativamente alta, valora el matrimonio y la familia según el orden natural, es necesario que este deseo no se vea frustrado, ni en el presente ni en el futuro, con la introducción de formas jurídicas que no respondan a lo que el pueblo expresó en la consulta popular que se hizo”.

“Recordamos lo que dijimos en el mensaje de octubre pasado: ‘la enseñanza de la Iglesia siempre ha sido clara: El amor recíproco y complementario entre el hombre y la mujer fundamenta la vocación al matrimonio y a la familia, estableciendo una unidad que no puede equipararse a ninguna otra’”.

En su mensaje del 3 de febrero los obispos valoraron que el artículo 84 reconozca “la responsabilidad y funciones esenciales de la familia en la formación integral de las nuevas generaciones en los valores morales, éticos y cívicos”.

Sin embargo, advirtieron, “no aparece que ‘la familia tiene una función original e insustituible en la educación de los hijos’, lo cual coincide con la Declaración de los Derechos Humanos cuando dice que ‘los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darle a sus hijos’”.

En ese sentido, de cara al referéndum del 24 de febrero, los obispos exhortaron a los cubanos a dar un voto responsable y de conciencia, para contribuir “a la edificación de una sociedad en la que todos los cubanos nos sintamos respetados en nuestros derechos y, al mismo tiempo, construyamos una vida digna y próspera con la participación de todos sin exclusión”.

“Estas intenciones las encomendamos a la Virgen de la Caridad, Madre de todos los cubanos, e imploramos la bendición de Dios sobre nuestra querida Patria”, concluyeron.

Etiquetas: Cuba, Uniones homosexuales, Iglesia en Cuba, Matrimonio gay, Constitución, referéndum, Obispos de Cuba, matrimonio homosexual

Comentarios