Obispos de Argentina agradecen a docentes que imitan a Jesús, el “gran Maestro”

Por Bárbara Bustamante

Imagen referencial / Crédito: US Embassy Canada (CC BY 2.0)
Imagen referencial / Crédito: US Embassy Canada (CC BY 2.0)

BUENOS AIRES, 11 Sep. 17 / 07:45 pm (ACI).- El 11 de septiembre se celebra en Argentina el “Día del Maestro”, ocasión en la que varios obispos del país aprovechan para saludar y agradecer a quienes cumplen con esta labor.

“Ser maestro es una vocación muy grande que intenta humildemente imitar al gran Maestro, nuestro Señor Jesucristo que, con paciencia, con entrega, con dedicación, formó a sus discípulos”, dijo el Presidente de la Comisión Episcopal de Educación, Mons. Eduardo Martín.

En su saludo a los profesores, el Arzobispo de Rosario recordó a los docentes que “tienen entre sus manos la vida de los niños y de los jóvenes para ayudarles a crecer”.

Por esa razón, elevó su oración “para que los ilumine en sus mentes y llene sus corazones del fuego de su amor, para que puedan cumplir acabadamente esta hermosa y gran misión, que es educar a nuestros niños”.

Por su parte, el Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Mons. Jorge Lozano, señaló que el Día del Maestro del 11 de septiembre y el Día del Profesor del 17 de septiembre, “ayudan a prestar atención a los docentes y al acontecimiento educativo”.

El Prelado destacó el trabajo de los docentes de nivel inicial y primario, quienes “tienen la hermosa tarea, a veces ardua y difícil, de iniciar a los niños en los valores humanos y evangélicos como una bella enseñanza para la vida”.

La infancia, explicó Mons. Lozano, “es el tiempo para descubrir a Jesús como amigo y ayudar a acercarse a su Palabra. De mostrar aquellos valores que a veces vienen de la propia familia y otros hay que ir incorporando en la escuela”.

“¡Qué importante la educación para el amor! La educación sexual integral”, exclamó.

Luego, indicó que en la adolescencia y la juventud, la tarea del docente “está orientada a poder afianzar aquellos valores adquiridos en los primeros años de escolaridad”.

“Pero también abiertos a la trascendencia; a la búsqueda de un mundo nuevo; a poder soñar con la paz, con la justicia, la libertad; todos anhelos y sueños puestos por Dios en el corazón humano”, añadió.

En ese sentido, dijo que en “esas búsquedas profundas, la tarea del docente consiste en mostrar horizontes de sentido, apuntar alto, buscar aquellos ideales más nobles e importantes”.

Finalmente, el  Obispo de Morón, Mons. Jorge Vázquez, manifestó su deseo de acercarse “de corazón a todos nuestros docentes, que día a día trabajan por el bien, y por que haya hombres y mujeres de bien”.

Según el Obispo, el trabajo del docente “es una vocación que busca humanizar”, sobre todo cuando cuando se es cristiano, porque tiene “el plus de aquel Maestro que nos enseñó el camino del amor”.

“La enseñanza fundamental que surge también del propio testimonio y de la propia relación con los jóvenes, con los niños, es esa relación de amar, de amor al prójimo”, sostuvo.

Finalmente, Mons. Vásquez los animó a “que caminemos juntos, que asumamos esto con un entusiasmo nuevo, sabiendo que estamos haciendo un bien enorme, diríamos, a toda la humanidad”, concluyó y envió su bendición.

También te puede interesar:

Etiquetas: Argentina, Iglesia en Argentina, Profesores, maestros

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
Cara a cara con Alejandro Bermúdez